¿Tener hijos?

31 dic. 2006


31 de Diciembre del 2006, último día del año. Procede hacer limpieza, recapitulación, reflexión, ¡qué se yo!

Pero me siento sin mucho que decir, lo que me preocupa de forma alarmante.
Como siempre digo, llevo vivida más de la mitad de mi vida –máximo-- con toda seguridad, pero mis manos siguen sin aprehender algo que llevarse con ellas, y mi cabeza sigue siendo un nido de abejas preguntonas que no producen miel.

Creí que con el paso del tiempo llegaría la serenidad, un conocimiento simple pero certero de los porqués y para qués de esta vida mía. No es así. Las respuestas alcanzadas caducan cada algunos años o incluso en meses.

El movimiento no lleva implícito avance.


Quizá no deba buscar un sentido, ¿porqué habría de haberlo? ¿Qué vanidad me hace creer que como ser vivo tengo un “Sentido” que me hace individual, necesario?

El azar de la Naturaleza, la de mis padres, me condujo a esta Tierra.

Piezas, engranajes, maquinarias, productos, propietarios de los productos y consumidores de los mismos: se cierra el círculo.

Puedo entonces decir que soy “la mano de obra barata”, ya que no paso del nivel pieza, ni pasaré.

Ya sé, ya sé, eso es muy negativo. Pensamiento positivo es lo que se lleva hoy en día.


¿Qué haces para dar Sentido a su vida?

Hay personas que se pasan el día trabajando, otras viajan, otras se buscan una afición que les apasione, y otras forman una familia. Por poner los primeros ejemplos que se me vienen a la cabeza.
Todas y cada una de esas acciones tienen un denominador común: ocupan tiempo.

Somos la única especie conocida que necesita “ocupar” su tiempo.

Pero, ¿cuales son los frutos de esa actividad?
De las cuatro arriba mencionadas la que me intriga es la de formar una “familia”.

Hace poco tiempo un familiar me dijo que tener hijos era una “gracia divina”.

A Dios pongo por testigo que esta persona no es practicante de ninguna religión, ni conservadora en sus ideales, y sin embargo pronunció esta frase totalmente convencido. Sus hijos, dijo, daban sentido a su vida.


A mi eso me asusta.

Me parece estar oyendo que como no han encontrado ningún sentido a su vida, deciden parir hijos para ver si con un poco de suerte, ellos se la dan. ¿Egoísta no?


Hace años --y aún hoy en más de un continente--, no se podía elegir si se tenían hijos o no. Pero en la actualidad ser madre o padre es algo voluntario, consciente y premeditado.

Vamos como un crimen.


¿Para qué quiero traer un ser humano a este planeta? Suena pedante, lo sé.


Si asumo la premisa que un hijo es la máxima expresión de amor, he de suponer que esta Vida me parece tan maravillosa que decido traer un hijo a este mundo para que disfrute de ella ¿no?

Eso me hace también suponer que mi vida es la máxima expresión de mis sueños. ¿Por qué yo no pariría un hijo sabiendo que va a tener que sufrir y mucho? ¿O sí?


Ya oigo los argumentos: si nadie tuviera hijos el mundo desaparecería… No me confundan, ya sé que es fácil hacerlo, pero las prisas no son buenas.

Yo sólo pienso que antes de concebir --me encanta esta palabra-- un hijo, un ser humano, me ocuparía en crear un mundo dónde la Vida fuera algo más que tolerable.

Un mundo dónde vivir no fuera un sinsentido, ni una carrera a ciegas sin finales ciertos. Un mundo donde no fueran transcendentes los porqués y para qués, ya que la propia existencia proporcionaría tales satisfacciones y alegrías que todo lo demás sería superfluo.

A partir de esta premisa, sencilla hasta rabiar, seguramente sentiría la necesidad de compartir esta vivencia con otros seres, y que mejor que los hijos en este caso.

Pero no funcionan así las cosas. No soy dadora de una Vida digna.
Soy un simple ser agobiado que intentan a cualquier precio, quitarse un peso invisible de encima.

Puedes empezar a criticarme, lícito es. Todos necesitamos justificar nuestros actos más erróneos, los acertados no necesitan de explicaciones.

Pero todavía hay solución. Quizá los motivos por los que se tienen hijos no son altruistas pero una vez hecho, todavía hay posibilidades de proporcionar una Vida.

¿Cómo? No lo sé

¿Empezando por nosotros mismos? ¿Luchando por construir el mundo que creemos en el que merecería la pena vivir?

1 comentarios:

by Alex dijo...

Solo queria que supieras lo mucho que nos parecemos en la forma de pensar.....solo que tu lo escribes muy bien y yo no sabria espresarme como tu....