Hay días en los que las palabras enmudecen

2 feb. 2007


Hay días en los que las palabras enmudecen. Desprovistas de significado, el silencio ocupa su lugar.

Hay días en los que las palabras de otros se tornan en ruido.

Hay días en los que la ausencia de palabras marcan el destino.

Hay días en los que con una sóla mirada hemos aprehendido el universo.

Si no tengo nada que decir, lo mejor es callar.

0 comentarios: