Los dos lados de la moneda

19 feb. 2007


Mi Montblanc --soy una snob--...El bien y el mal...He visto la entrada de Filo de Espada "A este lado" y me ha hecho pensar (me paso el tiempo haciendo publicidad de otros blogs).

Me obsesionan los dos lados de la moneda.

Sólo hay una cosa que puedo hacer: "no hagas aquello que no quieras que te hagan". A partir de este punto fijo, tomo mis decisiones, luego --desgraciadamente-- también mis inevitables opiniones o juicios.

Pof, pof...tic, tric, schof.. Esos son los sonidos de mi cabeza.

Cansada. Rodeada de hombres que no paran de hablar. Quien dijo que las mujeres eran unas cotorras es que no han convivido con hombres.

En el tren todos parecemos zombies.

Así no hay manera de sublevarse, rebelarse, pensar.

Sólo deseo llegar a casa, poner las piernas en alto, tomar una cerveza y unos pistachos.

Está lloviendo... Bien, así no tengo que regar los árboles.

Anoche grité mientras dormía, y me sacudí contra mis propios molinos de viento.

¿Porqué escribo en el blog? ¿Vanidad o soledad? ¿Ambas o ninguna?

He visto muchos blogs pararse en seco, como una frenada rápida, sin saber más de ellos.

Sé que si mañana no volviera a escribir, apenas suscitaría una interrogación de dos o tres días. Luego el olvido.

Quizá escribo para perdurar.

Quizá hay un deseo humano de dejar constancia de su paso, a cualquier precio, de cualquier forma.

Porque todos tenemos un precio. "Todo se compra y se vende, el traficante, el artista, intercambian sus divisas, el esclavo como el rey, tienen idéntica piel, y en el fondo se verá que todos somos igual" (Patxi Andión)

¿Cuál es mi precio de venta al público?

1 comentarios:

Wilde dijo...

Wilde ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Todos tenemos un
precio":

mmm ... ¿todos? ... con dinero solo se compra lo que se vende. ¿quién
se vende?, que cada uno se ponga precio...me ha encantado tu entrada
wapita...bicos!



Publicado por Wilde para Recuerda Siempre a las 19 de febrero de 2007
21:03