Fácil... Difícil

21 abr. 2007


Y qué fácil es perderse. Sujetar entre las manos el agrio y seco vacío.

Y qué doloroso sujetar, sin alfileres, el hastío.


Y qué sencillo mojar las sábanas, con deseo o lágrimas.

Y qué resbaladizo dormirse, en húmedas sábanas.

Y qué agotador olvidarte mientras te recuerdo.

Y qué liviano imaginarte mientras te sueño.


Y qué cómodo asesinarme.

Y qué dudoso devolverme a la vida.

Y qué deseable penetrarme.

Y qué devastador abandonarme.


1 comentarios:

Wilde dijo...

Wilde dijo...
El amor es devastador...

No entiende de nada; ni siquiera de presencias, es pura y dura existencia... o no... ¿crees que va más allá de esta vida?...

un beso

22 de abril de 2007 15:37
Elbereth Gilthoniel dijo...
¿Hay vida más allá de esta?
:-)

22 de abril de 2007 17:54
Wilde dijo...
Tanto si la hay como si no el resultado es fascinante, no crées?

22 de abril de 2007 19:36
Elbereth Gilthoniel dijo...
El resultado es abrumador. Es el "Poder", el "Don".