Un capitán de barco inglés

25 jul. 2007

Un capitán de barco inglés acude a su cita en el puerto con una mujer.

Sentados ante el atardecer, le habla de sus sueños. Desea emprender largos viajes, descubrir nuevas rutas, hacerse con tesoros perdidos.

La isla con sus escasas hectáreas le ahoga. Es momento de partir.

La mujer le escucha atentamente y luego asiente. Le pide un sólo deseo, que antes de embarcar se vean una vez más, allí mismo.

El capitán accede y se citan para el día siguiente.

Cuando el hombre llega al puerto apenas puede disimular su sorpresa.

La mujer le espera junto al más flamante barco que jamás haya visto. Sus velas desplegadas asemejan a majestuosas alas.

Sobre el barco hay una tripulación completa, esperándole. La mujer al verle llegar tiende los brazos. Sujeta en ellos un pulcro uniforme de capitán.

El hombre no sabe qué decir. Fija su mirada en la mujer, incapaz de hablar.

--Un sueño tan valioso no puede perderse. Hay miles de puertos allá fuera. No los hagáis esperar, mi capitán.

--¿Y vos?

--Podéis enviarme vuestros cuadernos de bitácora. Si lo deseáis.

--¿Apenas unas palabras?

--Con una palabra basta. Esperaré.

El barco parte y la mujer abandona el puerto sin mirar atrás.

Cae el telón. La música de la orquesta se alza desde el foso. El público aplaude. Las damas se secan alguna lágrima que otra con la punta de sus pañuelos. Los caballeros se levantan y les ceden el paso.


11 comentarios:

Susana dijo...

Ciego ante semejante suerte decide partir.. pero la suerte no reside en conseguir su deseo, sino en encontrar a quien está dispuesta a concedérselo, aún a costa de verlo partir.

Elbereth dijo...

Uffff, qué bueno el comentario. Este creo que es diferente al de la otra vez.

A veces comprendes que los sueños de las personas son su alimento. Si los pierden, morirán de hambre.

¿Y quién desearía ver morir, a aquellos a los que quiere? Nadie.

Susana dijo...

Si, no recordaba el comentario que escribí en esta entrada, en esta no :(

No, pero es una lucha interior, puesto que tampoco deseará verlo partir y los seres humanos son egoístas por naturaleza, es raro anteponer el bien de la otra persona al propio, pero eso es el amor, creo, cuando lo sepa te lo cuento, jajaja

Balanegra dijo...

Espectacular.

Te va a costar mantener este nivel... :-)
25/07/07 19:14

LUz del Olvido dijo...

Salto de blog en blog, y en medio de todo este caos, me escuentro un soplido de aire nuevo y fresco.
Muy bueno.
26/07/07 8:40

Deikakushu dijo...

Ese sería el acto menos egoísta del mundo; amar y dejar marchar. Me recuerda a the end, "it hurts to set you free, but you never follow me".
No sé, supongo que yo soy distinto del capitan; nunca me ahogaría al lado de la mujer que amo, por pequeña que fuese la isla. Y si alguien es capaz de desear ver cumplidos tus sueños por encima de los suyos... entonces yo quiero tener a esa persona siempre cerca.
Me encantó el relato, muy inspirado.
Besos
26/07/07 11:20

Nosotras Mismas dijo...

Me ha encantado.

Gracias.

Saludos.
26/07/07 12:54

Susana dijo...

Creo que el comentario de Deik (yo también voy a abreviar tu nombre como Cosichka) dice exactamente lo que pienso al respecto.

Me impresiona cómo puedes condensar toda una historia en unas pocas frases.
26/07/07 13:05

Cosichka dijo...

Preciosa historia. Totalmente de acuerdo con Deik y Susi. Qué mejor forma de querer a alguien que amarle por lo que es, es decir, dejarle ser.

Yo siento que más que dejarle marchar, le deja ser.

Un besito. Toy emocionada :-)
26/07/07 13:46

Tondo Rotondo dijo...

Y esos pañuelos, perfectamente doblados con olor a ropa perfumada... se impregnan de perlas que desaparecen...

Un saludo desde Tarragona!
26/07/07 15:26

Elbereth dijo...

Balanegra Gracias. No sólo me va a costar, sino que pasará mucho tiempo antes de que vuelva a escribir algo así. Espero tu ayuda. :-)estoy muerta,ya sabes,la enana

Luz del Olvido Gracias y siéntete como en tu casa. Prometo pasarme por tu blog. Me gusta tu nombre.

Deikakushu Me gusta tu frase, me gusta lo que dices. Sé que no te pareces nada al capitán. No sé cómo eres, pero ahora sé que en esto, nos parecemos. A mi el amor me ensancha todos los horizontes. Pero no todos amamos de la misma forma, obviamente.
Yo también quiero a esa persona a mi lado, esa capaz de darme sus propias alas y que me mande a volar. Beso, pequeñajo, eres muy grande.

Nosotras mismasGracias, estás en tu casa. Un placer.

Mi Susana Te echo de menos cuando tu comentario no es el primero. ¡Tonterías mías! Gracias, cuídate mucho y beso.

Ojazos Cosichka Mi intención al escribirlo no era dejarle ser. Realmente le deja ir. Comprende que se quiera marchar y porqué. Le presta alas, nada más. Pero tu perspectiva es bien positiva, Zona Nirvana. :-) Beso.

Tondo Rotondo Gracias por partida doble. Por pasarte, y por fijarte en ese detalle del texto. Cuando lo escribí disfruté. :-)

Gracias a todos por vuestra generosidad y perdonad mi cansancio de hoy
26/07/07 19:58