Espejos

15 ago. 2007


Los espejos… los evito. No todos por supuesto. Hay algunos en los que suelo quedarme durante un largo rato mirándome a los ojos. Intento averiguar quien soy por ese día, nada más.

--¿Qué haces ahí parada, Lea? ¡Coge tu whisky y ven a mi lado!

--Preguntaba al espejo en qué persona me estoy convirtiendo.

--¡Ah! Yo creía que se les preguntaba quién era la más hermosa del reino.

Lea sonríe.

--Lo tendría difícil hoy en día con tanta operación y silicona andante. ¿No le parece?

--A mi edad me dan igual las mujeres…

--Curioso, a mi edad me dan igual los hombres y las mujeres. No hago distinción de sexos.

--Ja, ja, ja… ¿Y eso?

--Bueno, cuando te haces mayor te das cuenta que la edad no ayuda a mejorar. Más bien es al contrario. Los defectos se acentúan hasta el ridículo, sobre todo porque las personas creen que forman parte de su idiosincrasia o personalidad, y no hacen nada por evitarlos.

--Nadie es perfecto, Lea…

--Sin duda, vivo conmigo misma todos los días, sé igual de bien que cualquiera lo que es la imperfección. Pero hablo de la autocomplacencia, hablo de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Quizá por eso termino evitando a las personas. Quizá por eso siempre les doy la razón, con tal de no escucharles más.

--Así siempre estarás sola, mujer.

--Naces sola, mueres sola. ¿Tan difícil es vivir sola? Es mejor que verse continuamente decepcionada. Paso los días esquivando silenciosamente a las personas, asumo con paciencia su presencia, evito los comentarios, su mezquindad la disculpo, contengo su energía desbordante puesta al servicio más banal: causar daño.

--El ser humano…

--Me agotan…repiten una y otra vez la misma escena, las mismas palabras declamadas en un anfiteatro de piedra gastada.

--¿Y como te defiendes de ellos?

--No lo hago.

--No te entiendo, Lea.

--Es extraño, coronel, lo sé. Pero cuanta más rabia, desprecio, burla, envidia, albergan los Otros, más me apaciguo. Mi respiración se vuelve más tranquila, mis ojos se relajan y mi corazón late más despacio.

--¿Porqué?

--Si me comportara de otra forma sería como ellos. Y no deseo parecerme a ellos. Además, es un planteamiento lógico, si desagrado a aquellos que me desagradan, estoy en el camino correcto. William Blake dijo algo así, pero mucho mejor que yo, por supuesto. Así que cuanto más me quieren herir, más muestro mi pecho.

--Te acribillarán…

--No. Me ayudarán.

--¿Cómo?

--El tiempo, coronel. Lanzan sus flechas envenenadas sí, pero yo ya no estoy en el sitio en el que ellos creen verme. La velocidad de la luz… ¿recuerda?

--Como lo de ver la luz de una estrella que hace años murió…

--Sí, eso es. La Oscuridad no conoce la Luz, así que da palos de ciego para golpearla y acabar con ella. Pero azota con su ignorancia el Vacío.

--¿Y cómo puede eso ayudarte? Me desconciertas.

--Cada dardo emponzoñado es como la huella de una bestia. Una vez que la reconoces sabes que comportamiento puedes esperar.

--¿Y cazarla?

Lea sonríe.

--No, coronel. Pero la próxima vez que corran tras de mí para devorarme, yo correré rápido hacia el abismo, y en el último momento, me pararé y despareceré. Su propia inercia les arrastrará, caerán con toda su humanidad.

--Uhm, parece limpio…

--¿Cree en la compensación, coronel?

--¿Algo así como el karma ese?

--No exactamente. No sé si hay algún tipo de vida después de ésta, pero sé que antes o después cada ser humano encuentra una persona-espejo dónde al mirarse se encuentra a sí mismo. Y cada palabra, gesto o acto que ha tenido, se muestran en esa superficie y le compensan.

--Para bien…

--O para mal...

9 comentarios:

Susana dijo...

"Los defectos se acentúan hasta el ridículo, sobre todo porque las personas creen que forman parte de su idiosincrasia o personalidad, y no hacen nada por evitarlos

repiten una y otra vez la misma escena, las mismas palabras declamadas en un anfiteatro de piedra gastada.

La Oscuridad no conoce la Luz, así que da palos de ciego para golpearla y acabar con ella. Pero azota con su ignorancia el Vacío"


Recuerdo casi perfectamente los comentarios que te hice, pero veo innecesario repetirlos :)

Elbereth dijo...

Je,je,je...mañana los verás....no destruyo todo a mi paso ;-) jajajjajajajjajaja

Susana dijo...

jajajjajajajjajaj Gozilla! ;)

Susana dijo...

Sabes lo que hago antes de empezar a leer? primero me fijo en la imagen y me quedo mirándola un momento (la de hoy me ha ipnotizado), luego le doy al play en el vídeo y después voy abajo de todo para mirar la etiqueta, quiero saber sobre qué voy a leer, como ponerme en situacion(?)

--Me agotan…repiten una y otra vez la misma escena, las mismas palabras declamadas en un anfiteatro de piedra gastada.

--Sí, eso es. La Oscuridad no conoce la Luz, así que da palos de ciego para golpearla y acabar con ella. Pero azota con su ignorancia el Vacío.

Imagino que cuando dices caerán con toda su humanidad, no es en el buen sentido de la palabra..

Muy esclarecedor el texto de hoy, pero también rabioso (no, no es la palabra, no sé cuál emplear)



Publicado por Susana para Apenas Una Palabra a las 14/08/07 20:

Elbereth dijo...

Bueno, eso de que no destruyo todo a mi paso...no es del todo cierto, jajajjajajjaj ¡Elbereth Gozillaaaaaa!!!

Elbereth dijo...

Y yo decía que lo que me sentía era cansada o apática con ciertas situaciones que se repiten en las relaciones humanas una y otra vez.

Me molestan las repeticiones. Mucho. Significa que no se ha aprendido nada y eso no es bueno.

Recuerdo que Valkiria hablaba de lo reconfortante que era encontrar a alguien "espejo". Y yo le decía que sí, y que no hay muchas personas de ese tipo. Pero ¡cuidado!, los espejos reflejan todo.Lo bueno y lo malo.

Creo recordar que Deikakushu mencionaba a Blake. UFFFF....qué desastre soy...

Perdón a todos, en serio

Elbereth dijo...

Susana el dibujante es sensacional ¿viste su página? Me fascinó.

Lo malo de las mis etiquetas es que las pongo por orientarme un poco a mí misma, pero tampoco es que tengan mucho sentido...:S Soy un desastre, lo reconozco...

¿Viste lo de la etiqueta de música? Pues sé que está así desde el principio, --gracias por avisarme-- pero así lo dejo...ays...si mi madre estuviera aquí...Hoy lo corrijo, palabra.

Lo de caer con toda su humanidad carece de sentido del bien o el mal, creo que pretendía decir que no quedará parte que pueda salvarse. Creo...:)

No, no sentía rabia, sólo hastío.

Siempre recuerdo una frase de Sábato en el Túnel, sobre moverse muy aprisa en el desierto.



Publicado por Elbereth Apenas Una Palabra para Apenas Una Palabra a las 15/08/07 14:39

Elbereth dijo...

Valkiria... Totalmente de acuerdo contigo. Y es más, no creo que haya más de dos persona-espejo. Pero eso sí, está para bien y para mal. No lo olvido.

Besos!!!

Pequeño, Gran Deikakushu la compensación real, sería la justicia poética, de la que me hablaban mis profesores.

Amistad...cuánto más la valoro, más exigente soy con ella. No me hace falta "creer" en ella, sé que existe, pero...¡qué tacaña es regalándose!

Beso.



Publicado por Elbereth Apenas Una Palabra para Apenas Una Palabra a las 16/08/07 19:07

Valkiria dijo...

Es cuando se encuentra a esa persona-espejo cuando el círculo se cierra, el ciclo se completa. Es ese en el momento en que las deudas se saldan, llámalo compensación, yo lo llamo equilibrio.

Un beso, Elbereth



Publicado por Valkiria para Apenas Una Palabra a las 16/08/07 11:15