Hoy

30 ago. 2007


La vida no nos pertenece, es un préstamo a corto plazo. Unos cuántos días, unos cuántos años, que el azar, el destino, o algún dios o diosa tacaños nos han dado.

Malgastarlo en preocupaciones baladíes, en guerras, en desprecios, luchas y odios, solo hace que se eleven los intereses del préstamo.

A mí me sobran dedos de las manos para contar la gente a la que amo. Y si cada uno de mis dedos representase una decena, también excederían los años que voy a vivir. ¡En solo dos manos, mi vida entera!

Así que no puedo dejar de preguntarme: ¿Elbereth, qué quieres hacer con tu vida? ¿Qué palabras deseas pronunciar, cuales callar?, ¿qué personas deseas te acompañen hasta el final?

Soy pequeña e insignificante, y eso seguramente puede hacer pensar que si me sueltan de la mano me perderé. Sin embargo, tengo el instinto del perro callejero, sabré encontrar el camino de vuelta. El hogar nunca se olvida.

Hoy sé adónde me conducen mis pasos, al encuentro de mí misma. Me estoy esperando en un cruce de caminos.

Hoy el sol me alumbra, y si hace calor se esconde tras un árbol para darme sombra.

Hoy el viento lo llevo a la espalda.

Hoy me he sonreído en el espejo, y he comprendido que la vida no tiene nada en mi contra, soy yo la que se empeña en bracear en un cauce seco.

Así que me he zambullido en el mar de tus abrazos, he nadado con el flotador de tus palabras de amor y me he dejado llevar por la marea. Y he llegado a casa, a tu lado.




17 comentarios:

DémoNan dijo...

Sí, yo también creo que la vida es un préstamo que alguien nos hace, lo único malo es que se le olvida preguntarnos a cuántos años lo queremos, por eso algunos, lo pagan antes que otros. Cruel transacción bancaria. :-)

Elbereth dijo...

Demonán nunca me gustaron los bancos. ¿Pero la vida no da muchas opciones? Hipotecada el alma...¿qué queda por hacer?

Me paso por tu casa.

Saludos.

Cosichka dijo...

Me siento muy identificada con algunas de las frases de tu post de hoy. Y si, es cierto, el hogar nunca se olvida. Está grabado a fuego en tu corazón. Sólo hace falta saber escucharlo.

Preciosas las últimas palabras. Una vez alguien me preguntó cómo se sabe que quieres a alguien. Es cierto, Elbereth, estar a su lado es llegar a casa.

Veo que sigues en el momento Nirvana. Me alegro.
Un beso muy gordo.

Cosichka dijo...

PD: he estado unos días fuera. Me dejaste muy intrigada con el último post que leí, así es que espero poder ponerme pronto al día ;-)

Valkiria dijo...

¿El estado Nirvana es un contínuo? ho, oh, creo que me engañaron en la tienda, el mío tiene altibajos.

En la grandeza del universo, es correcto sentirse pequeño, es incluso necesario, es todo lo que nos queda.
Son aquellos a los que queremos por encima de todo, los que dan la vida por nosotros en cada gesto, los que nos acunan con nanas de las que ya no suenan, son esas personas las que hacen que el viento nos ayude a caminar y no se nos ponga en contra.

Cuando en los brazos del otro hayas tu hogar, cuando sus labios te hablan sin palabras de lugares en los que se para el tiempo a su lado, entonces sientes que la vida es lo único que tienes, que tu vida en realidad es TUYA, independientemente del tiempo del que dispongas.

pilar dijo...

Bendigo la casualidad. En especial la de encontrarte hoy.

Escribiendo unas palabras que también se leen en mi blog: "suelo bajo mis pies" te encuentro en medio de la voragine de bloglandia, ...

LO CELEBRO.
Te invito a que te pasees un ratito que tengas libre por mi blog, ... está siempre abierto.

Pilar
cielosobremicabezaysuelobajomispies.blogspot.com

Susana dijo...

Me encanta el arpa (más que el violín jjajaja). (y menuda melena tiene Loreena McKennitt)

Pongámonos serios.

¡En solo dos manos, mi vida entera!

Hoy el sol me alumbra, y si hace calor se esconde tras un árbol para darme sombra.

A veces uno desea paz y amor, y encuentra guerra y odio en el camino.

Creo que escuché la canción como 7 veces antes de comentar.. preciosa.

BalaNegra dijo...

Bello, muy bello... especialmente para la persona que, al otro lado, te hace sentir en casa...

la secretaria dijo...

Siempre he pensado que para poder respirar tranquilos nos hace falta perspectiva, y saber que es lo valorable y que no, me alegro saber que has conseguido a punta de esfuerzos y cuestionamientos, conseguir la tuya propia, y que te abraza cuando vuelves.
No sabes cuanto me alegro...
Con cariño
La secretaria (juntando momentos)

Deikakushu dijo...

Eso es exactamente la filosofía, eso que has escrito es lo profundo. Al final sólo se una cosa, aunque parezca una frase tópica lo digo con un sentido profundo: lo que se persigue en la vida con vehemencia, se acaba encontrando. Tu te buscas a ti misma, la busqueda mas dificil y compleja que pueda imaginar, pero sé que en la encrucijada esperas.
Besos

Elbereth dijo...

Cosichka ¡Te echaba de menos...! ¿Dónde me andará esta mujer! :-)

¡Y qué difícil es escuchar! ¿Verdad? Me incluyo la primera. Tendemos a pisar a los otros con nuestras palabras y pensamientos. Pero si esperamos lo justo...ahí está...todo lo que necesitamos...dentro de nosotros.

¡Qué triste pregunta esa..la de como se sabe que se quiere alguien!

Yo preguntaría ¿cómo se deja de querer a alguien?

Creo que he dado un paso más hacia el Nirvana...ahora estoy más cerca de mí.

¡No te preocupes por ponerte al día, en serio! Me basta con saber que estás.

Beso.

Elbereth dijo...

Valkiria Ja,ja,ja...me gusta tu sentido del humor...tendrías que poner una reclamación... Mi estado Nirvana tiene altos y bajos, pero cada vez son menos bajos y cada vez más altos...poco a poco.Primero un pie, luego otro...

La vida es muy poco, o mucho, según se mire. Cada uno tiene una forma de andarla, en mi caso, disfrutar de las personas que quiero, tenerlas cerca, cuidar de ellas, es esencial. Pero no hay un sólo camino, ese es el mío, nada más.

Me han gustado tus palabras, guerrera.

Elbereth dijo...

Pilar Un placer, bienvenida, y por supuesto que me pasaré por tu casa. ¡Encantada y gracias!

Elbereth dijo...

Susana... ¿qué te gusta más el arpa que el violín? Ja,ja,jajajajaj eso es trampa....jajajjajaja :S

Uhm...déjame que piense...en realidad no son tan distintos..je,je,je... ¡Què pelo ehhhh, yo pura envidia...y esa voz...esa voz...!

Es cierto, a veces uno hace todo lo que puede por hallar la paz, y esta se muestra esquiva hasta llegar a la invisibilidad...¡Pero no por ello dejaremos de buscarla!

Luchar por la serenidad...¿curiosa contradicción de términos? No estamos solos.

Me apasiona esa mujer...me centra...me devuelve a mi misma ordenada cuando el caos asola.

¿Así que un arpa...uhmmmm?

Elbereth dijo...

Bala Gracias, tienes razón en que es bello para la otra persona, pero creo que aún lo es más para mí.

Poseer la ruta, el mapa, que te conduce hasta el hogar...es...todo.

Y el hogar son muchas cosas, seres... pequeñas que al final unidas, se hacen grandes.

Elbereth dijo...

Secretaria "Juntando momentos"...eso es, de eso se trata ...de unirlos, de pegarlos y construir dentro de uno, una casa, un barco, un avión, un libro, UN SUEÑO, y vivirlo.

Un abrazo.

Elbereth dijo...

Deikakushu Es verdad, no he dejado de hacerlo ni un sólo momento, de todos los momentos vividos que llevo hasta ahora. En los sueños, en las pesadillas, en las risas o en las lágrimas, me busco, me pierdo, recupero el rastro, y continuo...

Y a veces, al doblar la esquina, me sorprendo a mi misma con una sonrisa.

Besos y buen fin de semana.