Camino por ti..

6 sept. 2007


Cuando estoy contenta muevo los pies, bueno, se mueven solos. Tienen un bailecillo de derecha a izquierda, de arriba abajo, peculiar. Me gustan mis pies, y no porque sean bonitos, sino porque son míos --¡qué demonios!-- y me sostienen.

He intentado no maltratarles nunca con tacones o punteras, les tengo en alta estima y soportar mis huesos no debe ser tarea fácil. Juntos hemos visto de todo, más de lo que hubiéramos querido o sospechado.

Cuando estuve a punto de desfallecer ellos me sostuvieron, sin dar un solo paso en falso. Parecían querer decir: venga, a mí la tropa, alégrenme el día si se atreven, que no pensamos retroceder.

Otras, cuando me acurrucaba asustada debajo de las sábanas, ellos subían por mis piernas y me acariciaban.

Cuando te conocí se enamoraron perdidamente. Nadie antes les había acariciado como tú, nadie se había fijado en su movimiento pendular, en la vida que les animaba.

Se te entregaron en cuerpo y alma, y es por eso que cada vez que te ven, corren presurosos a tu encuentro, no hay forma de que caminen despacio si te han visto.

Me han llegado a confesar que si tú no estuvieras ellos no caminarían más. Les he recordado que son mis pies, y que me deben lealtad, pero creo que es en vano. Caminan por ti. Caminan para encontrarte cada día al final de la jornada. Caminan porque tú les desnudas cada noche y les mimas.

Caminan porque tus pies van justo un paso detrás suyo, guardando sus tobillos, o a veces abriendo camino. Morirían gangrenados por el frío sin tus manos.

Tengo la impresión de que me has robado mis pies y camino de prestado.


18 comentarios:

Cosichka dijo...

:-) Me ha encantado la entrada. Pero tienes razón, hazles entrar en vereda que te deben total lealtad.

Por cierto, espero que los míos no lean lo bien que tratas tú a los tuyos o se me sublevan: ayer caí en un porqueyolovalgo con unos Peeptoes de 10cm

Besitos.

Alfredo dijo...

Otras, cuando me acurrucaba asustada debajo de las sábanas, ellos subían por mis piernas y me acariciaban. Vaya, creo que eso también lo hacen los míos, con una agradable sensación de frío rozandome los gemelos cuando lo hacen, debo añadir.

Un abrazo.

.:Su:. dijo...

Una declaración de amor de pies a cabeza :)

La frase que escogió Alfredo también es la que más me ha gustado, me los he imaginado, como Cosa (Familia Adams), a su aire de aquí para allá.

Me gusta la foto, cómo brilla ese suelo!

Y la canción, es vitaminante!

10cm Cosichka!! la madre del cordero!! y yo con 8 que ya me parecen altísimos..

Buenos días

JAL dijo...

Pues a mover los pies

BalaNegra dijo...

Esto ha sido precioso, Elbereth, precioso...

Que con nuestros pies recorremos el mundo, un paso tras otro. Ellos nos mueven, y la voluntad de tus pies está enamorada...

lamaladelapelicula dijo...

Me ha hecho usted sonreír tanto señorita... Benditos pies los suyos, que se atreven a tanto.

Un beso lleno de estima.

y por supuesto mi sonrisa. Hoy es tuya:)

Vozka dijo...

Mis pies son una de las partes más “feas” de mi cuerpo y como tal, siempre los oculto. Son esos detalles que uno no aprecia hasta que los hecha en falta. Tarde. Si, ellos también tienen sus expresiones, gracias por mostrádmelas. Tu texto ha cambiado mi punto de vista. Mil gracias!

Elbereth dijo...

Cosichka Sí, estoy de acuerdo contigo, por más que el amor sea adictivo, mis pies me tienen que respetar.

10cm? ¡Estás loca! Creo que los que me he comprado para la boda de mi hermana son así. No creo que pueda decirme nunca más, que no la quiero.

Beso.

Elbereth dijo...

Alfredo ¡Es tan relajante la sensación! Y además parecen que toman vida propia...como si fueran manos...

Un abrazo.

Elbereth dijo...

Su Sí, lo es una declaración rendida de amor y lealtad.

Ja,jajajajja ....¡la familia adams! en mi caso..con lo del dedo y su falange...jajajaaj ni que al pelo!

La canción es genial, gracias por decirlo, a mi me gusta mucho.

Besote, Quisquilla me manda recuerdos para ti.

Elbereth dijo...

Jal En esto estoy, moviendo los pies como puedo...esperemos no tropezar.

Elbereth dijo...

Bala Gracias, y te doy las gracias porque sabes que tu opinión me importa mucho, no porque yo sea educada, aunque lo sea... :-)

La voluntad de mis pies enamorada...hermosa frase esa. ¿Crees que aguantarán mucho esos pies míos caminando por el mundo?

Un abrazo muy fuerte y un beso.

Elbereth dijo...

Hola Mala ¿De veras sonreíste? y además... ¡Me das una sonrisa tuya! UHmmm muchos se van a poner celosos...jajjajajja

¡Gracias, es todo un regalo!

Elbereth dijo...

Vozka ¿Sabes que pienso? Que unos pies nunca pueden ser feos.

Algo que te sostiene en pie nunca puede ser feo...créeme.

Saludos.

Deikakushu dijo...

Que bonito!!
Para mi los pies son muy importantes, y sensuales. No me considero fetichista de los pies, pero desde luego me encantan y me enamoran. Además soy de los que cree que todo el organismo se refleja en los pies.
Besos

Valkiria dijo...

Me desperté un día, después de un mal sueño, miré sobre las sábanas asustada y les vi mirándome desde los pies de la cama: mis pies.

Se movían para darme ánimos, me hicieron sonreír.

Buscaron los suyos, se encontraron, se amaron.
Después nos amamos nosotros.

Un beso, que gran oda la tuya, Elbereth.

Elbereth dijo...

Deikakushu Yo no soy nada fetichista, pero los míos me parecen de lo más sufridos. ¡Me dan mucha penita!

Y sobre lo de que el organismo se refleja en los pies, he leído algo y creo que tienes razón. ¿Una entrada en tu blog sobre el tema?

Perdón, creo que te has vuelto mi enciclopedia.

;-)

Besazo.

Elbereth dijo...

Valkiria qué lindo!!!! ¿Entiendo bien, al entender que después de un mal sueño buscaste sus pies?

¡Yo eso lo he hecho alguna vez! Normalmente lo que hago es volver el cuerpo entero y acurrucarme al costado o la espalda para no despertar pero sentirme protegida.

Tus pies tienen buena compañía.

Un besazo.