¿Múltiplo de 50?

13 sept. 2007


No me gusta sacar dinero de los cajeros, no con un gnomo al lado.

Me lo crucé en un semáforo. El tipo se puso a mi lado y me guiño un ojo. Estuve a punto de caer muerta de la vergüenza. Hice como que no lo había visto, al fin y al cabo a duras penas me llegaba a la rodilla. ¡Ni por esas!

Llevaba el típico atuendo gnómico, que digo yo que después de tantos siglos ya les podía haber dado por cambiarlo, y si no miren Iberia con sus azafatas. Pues no, estos tipos son muy conservadores. Sombrerito de cucurucho de vivos colores, pantalones bombachos y zapatos acabados en punta que miran al cielo.

Se agarró de mi chaqueta y me dio un tirón brusco. Le solté, discretamente, una patadita de lado y un manotazo, aderezado con un improperio mascullado por lo bajini. ¡Nada de nada! ¡Ahí seguía! Agarrado al bolso como si fuera un atracador.

--¿Qué demonios quieres?

--¿Estás soltera?

--¡Y eso a ti que coño te importa! ¡Suelta mi bolso, enano!

--No soy un enano, soy un gnomo. Hay una gran diferencia

--Buf… tampoco creo que me vaya la vida en ello.

--¿Puedes decirme si estás soltera, por favor?

--¡No, no lo estoy! Casada en terceras nupcias con dos hijas y una hijastra. ¿Te vale?

--¡Qué genio! Debes ser una bruja, de oficio quiero decir.

--¿Y tu madre, guapo?

--¿Me ves guapo?

--¡Ayyyy!

Aquí el semáforo se puso en verde. Salí cual rayo hacia el cajero automático. Arrastrando conmigo al gnomo, a pesar de los puñetazos que le propinaba.

La gente se iba apartando a mi paso y entonces recordé que las personas “normales” no pueden ver a los gnomos. Me estiré todo lo que pude y seguí caminando a trompicones con ese bulto a cuestas: eso sí, muy digna yo.

Gracias a dios no había cola en el cajero. Metí la tarjeta y me pidió mi número. Un escalofrío me recorrió la espalda. Siempre dudo de mi clave secreta, la cambio tantas veces que soy incapaz de recordarla. Pero esta vez acerté a la primera.

Una pantalla sucia, rayada, e invisible por la luz del día me preguntó que deseaba. Hice sombra con mis manos y pulsé con energía al botón de “sacar dinero”. Iba bien. ¿Cantidad? Veinte euros. “La cantidad solicitada debe ser múltiplo de cincuenta”. ¡Me cago en todo! Dejo escapar un gemido y dudo.

--¿Vas a tardar mucho?--. El puñetero gnomo otra vez.

--¡Tardaré lo que me dé la gana! ¿Está claro?

--¡Que mal carácter tienes! Dudo de que encuentres marido.

Lancé una patada furibunda pero llego tarde, el muy canalla la esquivó. ¡Céntrate, céntrate! ¿Múltiplos de 50? ¡Venga un billete de 50 y se acabó!

La pantalla me dice que mi solicitud se está cursando. Me quedé hipnotizada ante el avance de unos puntitos que iban de menos a más. Por fin, otra pantalla. ¿Desea comprobante de su operación? ¡Joder, lo que deseo es mi dinero! ¡No, no quiero un justificante! Aguanté la respiración hasta que la ranura escupió mi tarjeta.

¡Al fin mi tarjeta y mi dinero!

Tirón del bolso.

--¿Me das mi parte?

--¿Qué parte, gnomo? ¡No te conozco de nada!

--Ah, pero eso es por la borrachera que cogiste el otro día en el garito de Pulgarcito. Perdiste jugando al póquer con la pareja de trolls. Yo te presté dinero.

Una bruma espesa comenzaba a levantarse de mi memoria.

--¡Dios mío! ¿Y el elfo?

--Con ese perdiste toda tu ropa. Pero eso no es asunto mío, aunque me gusto mirar…

--¡Ayyyy!

--¿Me das mi dinero o qué?

--¿Cuánto te debo?

--300 euros.

--¿Eso es múltiplo de 50?

9 comentarios:

Valkiria dijo...

La enagenación mental transitoria nos coloca en zonas oscuras de nuestra mente, eh?

El problema de los "normales" es que ven esas criaturas y lo achacan al estres, a la falta de sueño y otro sin fin de causas para desquitarse y seguirse sintiendo normales.

¿Y de veras no recuerdas nada o estás intentando ser más normal?;)

Bechos.

BalaNegra dijo...

jajajaaja... para mí que el gnomo te la estaba dando con los trolls ¡Vaya asociación de malhechores! XD

.:Su:. dijo...

Pulgarcito, gnomos y elfos :S pero qué compañías.. aléjate! jajaja

Déjate de múltiplos de 50 y dile que se multiplique por cero!!

jodidos enanos de las narices, jajajajaj, ups, ese vocabulario susana!

Elbereth dijo...

Valkiria yo siempre estoy enajenada...jajajjajaja....me cuesta diferenciar entre las zonas oscuras y las de luz...También es porque soy como rompetechos....jajajjaja

No soy normal...:S al principio me costó asumirlo...ahora lo llevo con orgullo...;-)

Jajjajja...recuerdo al Elfo....estaba buenísimoooo.....

Besos, guapa.

Elbereth dijo...

Bala ¡Cada vez que te hago reír me siento orgullosa de mí misma! Ja,jjajjajaja...jajajja

¿El gnomo? ¡Menudo tipejo, en serio! Quería llevarme a un garito de no sé...qué..... y el caso...es que no sé si acepté....jajajajjaja

¿Te vienes conmigo la próxima vez? Seguro que hay por ahí alguna amazona....XD

Elbereth dijo...

Susana ¿Pero que tienen de malo los elfos? ¡Con lo firmes que son! XD

¿Multiplicar por cero...? ¿Pero entonces no se me quedaría a cero...?

¿No es sumar ceros? jajajjaajja...jijijijijiijii

Estoy totalmente de acuerdo en lo de jodido enano...Por cierto...no quería decírtelo pero creo que también tiene una cuenta pendiente contigo...jajajajjajajajaj

BalaNegra dijo...

:-) Ya que me pintas un plan tan atractivo... ¡acepto,claro! XD

lamaladelapelicula dijo...

Vale, he leído todo lo que tenía pendiente. El último ha resultado ser mortal jajajajajja, me has hecho soltar una carcajda sonora, y eso es extraño en mí!

un beso para ti y para el gnomo :)

Elbereth dijo...

Bala eso está hecho...coge la moto, que te voy a llevar a un garito de amazonas que te quitarán la ropa y el sentido ....jajajajajaja

Mala ¿no me creo que sea difícil hacerte reír? ¡Imposible! Pero me alegro tanto de haberlo conseguido....:D