Hoy es uno de esos días..

11 oct. 2007

Moonlight

Hoy es uno de esos días en los que no sé de qué escribir. El cansancio me vence. Me aburro a mí misma y eso me da miedo.

Recuerdo que con trece años me quedaba pasmada delante del espejo descubriéndome. Ahora ni me miro, paso de refilón ante él, un vistazo de reojo me basta. Me tengo muy vista.

De pequeña el tiempo era perezoso, caminaba tranquilo a mi lado, extendiéndose las horas ante mí. Podía hacer de todo en una tarde: jugar con los peluches, untarme varios panes con mantequilla y azúcar, leer de nuevo todos mis cuentos, y aprender a leer las manecillas del reloj. ¡Ahora ni con dos meses fuera del trabajo conseguiría sentirme descansada!

Y hay algo más, algo que consigue enervarme profundamente. Mi capacidad de sufrir sigue intacta. ¡Es una vergüenza!

Las dudas existenciales han quedado sin resolver, ni una sola respuesta digna me he topado por el camino. Por el contrario, han surgido multitud de nuevos interrogantes, y con el tiempo que me queda de vida, dudo que vaya a encontrar la respuesta a uno sólo de ellos.

Pensé que llegaría a comprender a mi madre y a mi padre. Pero no ha sido así. De hecho, cada fin de semana que les veo, me pregunto si me habrán adoptado y nunca me lo han dicho.

Cada año soy más vieja, pero por dentro me siento muy pequeña. A veces creo que me voy a mirar en un espejo de la calle y me voy a ver vestida de uniforme y con calcetines. ¡Ya quisiera!

Hoy es uno de esos días en los que la autoestima me pregunta si nos han presentado alguna vez. A lo que yo digo que no, pero que estoy dispuesta a conocerla y a lo que ella me contesta que no acepta invitaciones de desconocidos.

Hoy es uno de eso días en los que echo de menos a mi perra, pasear con ella por el campo, llamarla cuando se va demasiado lejos, y darle tantos achuchones como ella a mí lametazos.

Hoy es uno de esos días: como el borrón de tinta en un cuaderno de doble línea, o una circunferencia mal hecha a causa de un compás que no para de bailar, una multiplicación equivocada, una falta de ortografía en una invitación de comunión.

Hoy es uno de esos días en los que necesito pasarme la goma de borrar y volverme a dibujar.

3 comentarios:

.:Su:. dijo...

Crees que si no hubieses tenido nunca uno de esos días, acumularías dudas existenciales y pensamientos como los que escribes aquí? no, necesitamos esos días para hacernos estas plantearnos todas estas cosas, todos.
Además, mañana será otro día..

Elbereth dijo...

Susana Mañana será otro día, pero ese día fue una caca, como el de hoy...además desgraciadamente me sobran días en los que me planteo cosas. Me faltan días de electroencefalograma plano.

.:Su:. dijo...

Jajajaj acabo de volver a leer mi comentario, no sé tú (qué canción tan bonita) pero yo no entiendo lo que dije, jajajaj ;)

jajajjaja me parto de risa sólo con leerme.. mmm.. el summun del ególatra, jajajajaj

Ríete un poquito, mujer!! :D