Me olvidé de quien soy...Alzheimer

21 oct. 2007


Pascual Maragall ha reconocido que sufre la enfermedad de Alzheimer. Mi padre sufre demencia a causa del Parkinson, con síntomas muy similares.

Saber que vas a morir mucho antes de que lo haga tu cuerpo tiene que ser angustioso. Porque en la primera fase eres consciente de la enfermedad, es una crónica de tu muerte anunciada.

Me digo a mi misma que en el caso de padecer una de esas enfermedades degenerativas, desearía ser capaz de poner fin a mi vida, de suicidarme. Pero no me engaño, eso lo pienso desde este ahora, repleto más o menos de salud; llegado el momento no sería capaz de hacerlo. No puedo dejar de asombrarme por ese instinto de supervivencia cruel y dañino que domina nuestros genes.

Recuerdo siempre las palabras de Ernesto Sábato en su novela "Abbadón el Exterminador", donde uno de los personajes le pregunta a otro: "¿cuántos se suicidaron en los campos de concentración?". ¿Cuántos? Poquísimos, si pensamos en las circunstancias que les rodeaban. ¿Cuántos en Etiopía deciden quitarse la vida antes de morir a manos del SIDA o del hambre?

Sé que estos son pensamientos confusos. No soy capaz de ponerles más orden. Quizá la idea que da vueltas a mi cabeza hoy --vistiéndome con un turbante de incertidumbres--, es que desearía morir con dignidad.

Me parece injusto que se nos despoje de nuestra pequeña y temporal consciencia mientras aún estamos con vida. Desearía que hubiera un dios o diosa con el que pudiera encararme, y levantar mi puño ofendido. Les diría que ya es suficientemente absurdo vivir y morir, como para que encima nos dejen desnudos antes del fin. Pero no hay dioses, eso es lo que más rabia me dá.

No me gustan los domingos, están cargados con el peso de los lunes.


22 comentarios:

.:Su:. dijo...

¿Quién dijo que la vida fuera justa?

Deberíamos tener derecho a elegir cómo y cuándo morir. La ironía es que mientras tú mismo tienes la capacidad, nadie te lo puede impedir, ni castigar por ello. Pero cuando tu mente o tu cuerpo ya no te responde, entonces estás a merced de las leyes prohibitivas, obligado a permanecer en este mundo. Sobre la vida de cada uno sólo manda uno mismo.

Quizá en los campos de concentración ni siquiera podían suicidarse, quizá el ser humano se adapta a las circunstancias, al fin y al cabo.

Me ha impactado más la foto que el vídeo.

Un besiño

by Alex dijo...

Totalmente de acuerdo con tus palabras, es injusto y una autentica putada.Tambien es cierto que la ciencia avanza y hay medicamentos nuevos para el Alzheimer, que ,aunque no tiene cura, consiguen retrasar los sintomas considerablemente, con la posibilidad de que aparezcan nuevos farmacos y termine por ser una enfermedad cronica y no mortal.La esperanza es lo ultimo que.....ya sabes.....
Ademas ,recuerda ke no hace mucho, nos moriamos por una simple gripe.xDDDD
Besos.

http://sisolomusica.blog.com.es/ dijo...

No me gustan los domingos, están cargados con el peso de los lunes.

Sr.DelGaS dijo...

La mayoría de las veces elegir cuando morir, el como es otra historia, si bien es cierto, que, por muy mal que estemos, nadie tiene tanto valor, al menos en los tiempos que corren.

BalaNegra dijo...

La justicia no existe, así que... ¿Para qué enfrentarse a un dios?

38 grados dijo...

ojalá podamos vivir como queramos nuestra propia muerte...ojalá nadie ni nada nos la expropie....

ah! magnífica tu elección de foto y video!

uyyyyy -achuchón- muakkk -beso-

Elbereth dijo...

Su.. Nadie, nadie lo dijo, pero yo llevo TODA mi vida creyendo que algún tipo de justicia poética debería existir.

En los campos se podían suicidar por supuesto,como en todas partes y en todos los tiempos, pero nuestra condición animal es muy poderosa.

El vídeo es suave...pero bueno...la foto...es muy buena.

Besote...

Elbereth dijo...

Alex... Sí, hay fármacos, y con el tiempo parece que la medicina consigue arrancar más tiempo a la muerte...¿pero a que precio?...

Hace poco leí una expresión que me resultó graciosa:"Un hombre no debería vivir más que sus dientes".. jajajajj, bueno...hoy en día eso no tiene sentido literal, pero si que pienso que quizá vivamos más...de lo que deberíamos... ufff es un tema complejo ese que acabo de abordar...

Saludos...y gracias...

Elbereth dijo...

Mismo yo...yo misma.. ¿Fue muy terrible el lunes? El mío bastante...un beso, un abrazo...

Elbereth dijo...

Sr Delgas Cierto, nos falta valor...con lo fácil que es matar a otros..y lo que nos cuesta matarnos a nosotros mismos....eso es humor muy negro lo sé... pero me fastidia sentirme tan atada a este cuerpo, con tanto miedo por perderlo cuando LO VOY A PERDER SEGURO. Es lo único seguro y común y universal... ¡¡Uyyy que trágica me pongo...!!!

Elbereth dijo...

Bala... desearía encontrar un culpable que no fuera humano, quizá porque muy a pesar mío, yo también lo soy, y siempre encuentro una disculpa.

Si hay un gran mal...debería existir un gran bien...¡¡Ohhh deseo creer en la grandeza!¡Me ahogo entre tanta mezquindad! ¡Déjame soñar!

Elbereth dijo...

38 grados ¡Gracias! y Ojala...sí...yo...quiero creer...es la única manera que tengo de vivir...si me arrancan mis "ojalas"..me quedo vacía...

jajajaja ¡me encantan los achuchones, en serio! ¡me lo paso genial! ajjajaja así que más achuchones y besos muaksssss...

CurroClint dijo...

Si alguna vez me llegara, ¿Qué concepto tendría de felicidad? Lo mismo sería feliz simplemente respirando... ¿Sería consciente de la enfermedad? ¿Me haría sufrir a mí o sólo a los que me rodearan? Sería más carga para los demás que para mí mismo. Cuidaré de mis mayores, que cuando yo lo sea ya me apañaré... ((En el vídeo habría que ver la mirada de ella, caminando semidesnuda por la calle, en el último plano... ¿Qué verían esos ojos?))

Elbereth dijo...

Curro... mi problema es que siempre pienso en los demás..es muy posible que el enfermo en si no sufra psiquicamente...pero vida...yo no llamaría a eso Vida... y tampoco desearía que los demás tuvieran que pasar por ese trance,sinceramente.

No sé que verían, el problema es que no vean nada...

Alfredo dijo...

A veces, incluso mantener la vida se vuelve en algo artificial.

Una persona no puede hacer menos que morir con dignidad, puesto que vivir con ella va siendo cada vez más jodido hoy en día. Si te lo puedes permitir, porque viendo cómo mueren muchas personas a diario...

Pedro Chincoa dijo...

confieso abiertamente mi adicción a este blog.
confieso mi solidaridad con los que sostien la memoria, la de todos,de los que están ausentes, y son, desesperadamente, líricos en la batalla.
un saludo de vuelta.

Doctor dijo...

Yo preferiría que me metieran veneno en las venas y palmarla... total, a mí me daría igual porque no me enteraría...

Besos... :)

Elbereth dijo...

Alfredo De nuevo de acuerdo...¿quien vive con dignidad hoy en día?...todos nos vendemos, ya no al mejor postor, sino a cualquier postor... ¡mierda! ¡Qué menos que morir con algo de dignidad a ojos propios, eh! ¡No pienso en grandes hazañas..tampoco pequeñas, ni eso.

Elbereth dijo...

Pedro ¡Me alegro mucho de tu vuelta! y gracias por esa adicción, espero estar a la altura...:S

La memoria es necesaria, la memoria colectiva se está dejando en manos de asesinos que nos venden la amnesia como remedio a todos nuestros males. Ese es otro tema. Pero también es tema.

un abrazo.

Elbereth dijo...

Doctor ¡Pues que quieras que te diga, yo preferiría hacerlo yo misma! Sí,estando consciente, plenamente segura de lo que hago y porqué lo hago. No me gustaría dejar ninguna carga a nadie como esa.

¡Quizá me tengo sobrevalorada,pero no desearía que mis últimos días se perdieran en un niebla fría y húmeda!

Un beso grande...por cierto, me ha encantado verte aquí...beso. ;)

Elbereth dijo...

A todos.. Gracias, y disculpad mi cansancio...como veréis en la entrada de hoy...ando un poco "atacada".

besos...

sstraniera dijo...

es en momentos asi cuando la vida nos demuestra si somos capaces de actuar sin egoìsmo, dar sin literalmente esperar recibir absolutamente nada, y cuando aquello que se da, parece desvanecerse sin que nadie lo reconozca, entiendo tu post y me llega porque vivo situaciones similares.

tambièn me sorprende como a pesar de en lo que descubren haberse convertido dia con dia, eligen continuar, luchar contra, no se que, e intentar cada minuto de seguir actuando, en lo posible, como todo era antes.

saludos!