Pelea, pelea, pelea

17 nov. 2007


Me hundí en el sillón de orejas del abuelo, aspiré el olor del cuero, mezclado con el de los libros y la pipa. Estaba en casa. El sueño me vencía, el cansancio más bien, sólo deseaba cerrar los ojos y dormir.

--¿Muy cansada, niña? Te he preparado azúcar quemada, tómatela.

--¡Uff! Muy dulce abuelo.

--Sí, es posible que tengas una reacción alérgica a la dulzura, teniendo en cuenta ese carácter tuyo, pero creo que deberías arriesgarte, por el bien de tu salud.

--¡Qué mala leche tienes! Estoy enferma, deberías compadecerte una migajita de mí.

--No es mi estilo, niña, ya lo sabes. Sin embargo, reconozco que es la vez que peor te he visto; quizá debiéramos hablar de tu testamento. ¿Lo tienes hecho, hija?

Abrí mucho los ojos, pero no conseguí incorporarme ni un poquito. El cuerpo no respondía.

--¿Y tu has elegido tu ataúd, abuelo? Me resultaría insoportable meterte en una cajita de madera que no sea de tu gusto, me quitaría el sueño por las noches.

El abuelo achicó los ojos e hizo una mueca torcida con los labios, creo que quería ser una sonrisa. Me señaló con su dedo índice.

--Niña, con esas formas no conseguirás una buena reencarnación. No es forma de tratar a tu pobre abuelo.

-¡Pero si tu eres ateo!

--¡Ya, pero tú no! ¡Tomate esa maldita azúcar quemada de una vez, pesada!

--Abuelooooo.

--Elbereth, no hagas eso, lo detesto.

Callé y bebí.

--¿En qué piensas, pequeña?

--¿Sabes que creo que sólo para ti sigo siendo pequeña?

--¿Y eso es malo?

--No, todo lo contrario, es un alivio. Cuando creces, cuando te haces mayor, nadie te permite volver a ser pequeño. Los viejos son como niños pequeños, pero repudiados, ¿no crees? Todo el mundo ríe y disculpa la tiranía de los niños, pero con los viejos nos volvemos intransigentes. Somos crueles.

El abuelo sonrió, esta vez sinceramente.

--Es fácil identificarse con los pequeños, tienen futuro, pero los viejos sólo tenemos pasado. Y hoy en día, el pasado es algo que no interesa a nadie.

--Es una forma más de ignorancia. Cuando los viejos nos molestan los metemos en una de esas residencias y los olvidamos. ¿Tienes miedo de que te ocurra eso, abuelo?

--¿Tú lo tendrías, Elbereth?

Callé, imaginé la situación. Hijos que no encuentran la forma de cuidar a la madre o el padre, que no hallan el espacio donde puedan convivir juntos.

--Yo lo tendría, sí. ¿Es cierto que los esquimales se deshacían de sus ancianos cuando se convertían en una carga?

--Quizá eran ellos los que tomaban la decisión y no los hijos. No lo sé, niña.

Se produjo un silencio profundo, cada uno de nosotros perdido en sus cavilaciones. Dirigí la mirada a la ventana y ví cómo los árboles se mecían huyendo del viento, a un lado y a otro.

--Tiene que ser duro verte reprendido por tus hijos, perder su respeto, convertirte en una carga. Creemos que nada tenemos que aprender de nuestros abuelos. ¡Lástima!

--Así es, no lo vas a cambiar. Olvídalo.

--¡Parece que la vieja sea yo! Nunca pareces tener miedo de nada, abuelo.

--El miedo es inútil, y lo que es peor inutiliza el resto de los pensamientos. Es un parásito.

--Cuando sea mayor quiero ser como tú.

--Hija, ya eres mayor, y me temo que nunca podrás ser como yo. Triste, cosa de genética imagino.

--¡Abuelo!

--¿Qué?

--Nada...

Moví la cabeza negando y cerré los ojos. El abuelo clavó en mí su mirada.

--Realmente estás enferma pequeña, no encuentras las palabras para maldecirme.

--Quizá no quiera utilizarlas, viejo.

--Elbereth: pelea, pelea, pelea. Se trata de sentirte vivo hasta el último día. No pienses tanto, actúa sin más.

--Mejor vivir de traumas que no de frustraciones...

--Vivir, niña, vivir sin más...

--¿El whisky será malo para la bronquitis, abuelo?

--Prueba a ver...

8 comentarios:

isilrod dijo...

Pelea, pelea, pelea... Creo que te lo podría pedir prestado. Para un tatuaje o algo así ;). Para cuando me da por bajar los brazos y bajarme del barco. Seguro que me gustaría tu abuelo.

Hoy tienes frases que me hacen releerlas una y otra vez. Es uno de los post que más me han gustado desde que te leo, de verdad.

Un beso fuerte.

(para decirte que sigo aquí aunque a veces no abra la boca ;))

38 grados dijo...

dile al abuelo que te de whisky de malta, que es más suavecito y reconforta el espíritu.
Un beso-achuchón

Pedro Chincoa dijo...

sigue el consejo del abuelo. Él tiene la receta para estar mucho mejor.
un saludo.

Alfredo dijo...

Pelea, pelea, pelea. Recibe puñetazos y patadas cada día, destrozandote los nudillos en el aire. Presentando batalla ante la vida.

Pelea, pelea, pelea y sangra ilusiones frustradas, sueños fracasados, amores perdidos en combate.

¡Pelea, pelea, pelea! Porque todo niño ha acabado con los labios partidos, lavando las heridas con experiencias adquiridas, que la lucidez siempre duele más que toda la sangre vertida en el campo de batalla.

¡Pelea y pelea y pelea! Porque es mejor que dejarse golpear o salir huyendo, y siempre es preferible ser perdedor que no ser nada.

Y el miedo no es ninguna excusa. Ninguna excusa. Al final, cualquier persona puede acabar con un derrame cerebral por los golpes o una bala alojada en los pulmones.

by Alex dijo...

Me gustó esta charla con tu abuelo.....y el cuadro, es una autentica pasada....
Siempre me gustó el surrealismo..
Besos

Elbereth dijo...

Encantada de verte Isilrod ¡Cómo me gusta el nick...! ¿te lo había dicho?... A mi me pasa muchas veces eso de bajar los brazos, soy una tonta autentica, con ISO de estupidez incluida.

Gracias por comentar, comprendo muy bien que uno no lo haga siempre... Sobre el abuelo tienes un montón de entradas en el blog de Elbereth y su Silencio...

Un beso fuerte, cuídate mucho.

38grados Haré lo que me dices...aunque al abuelo no se lo puede mandar nada..jajajajaja lo intentaré no obstante...Achuchónes a tutiplen.

Pedro Chincoa Tiene la receta, pero una buena receta no hace un buen cocinero...y esa es mi situación. :) Un saludo.

Alfredo Gracias, son hermosas esas palabras.

PEDAZO DE FRASE ESTA: que la lucidez siempre duele más que toda la sangre vertida en el campo de batalla.

Sobre el miedo...¡qué decir!...es una bestia negra...la peor a la que se enfrenta en mi opinión el ser humano, bueno cualquier ser vivo en este caso.

Gracias por tus palabras, muchas gracias. Y un abrazo.

Alex Gracias, el cuadro me costó encontrarlo pero cuando lo ví, me dije que era ese...A mi también me gusta el surrealismo...¿por qué será? Besos de la ratona.

Susana dijo...

Qué diferencia hay entre vivir de traumas y de frustraciones?

Elbereth dijo...

Peque..es decir Susana...perdón por la confianza Para mí trauma es vivir con la herida por una acción cometida, frustración es el sentimiento de anulación al no haberse decidido a hacer o decir determinados hechos. ¡Me ha quedado jodidamente cursi!