Dando la espalda al poniente

30 dic. 2007



Yo creía que con los años las personas --y para que mentir, sobre todo yo--, conseguían hallar el equilibrio en sus vidas, la armonía entre lo que son y lo que deseaban ser. ¡Mucho creer es ese!

Me doy cuenta de que he llegado al ecuador mental de mi vida con más dudas, desconfianza, y MIEDO, que cuando tenía veinte años. Me entristece, y mucho.

Y no quiero que sea así, no quiero moverme a mi misma como si fuera un bokor jugando con su zombie. Deseo que mi cuerpo y mi mente dancen suavemente sobre el hilo del tiempo. No se trata de ir de puntillas, se trata de burlar la gravedad oscura de la Vida, con las notas de música que resuenan dentro de cada uno de nosotros.

Miro a mi alrededor y nos veo a todos enredados en nuestras telarañas, panza arriba, intentando enderezar nuestras vidas, como tortugas a las que alguien hubiera tirado de espaldas. Y es nuestra "trampa", la tejemos a diario, inconscientes pero feroces aniquiladores de lo que podríamos ser, de lo que fuimos, de lo que aún somos.

Tengo miedo de mi misma, de mi pánico irracional, de mi ansiedad, tristeza, desaliento, escapados de la caja de Pandora que es mi mente.

Todo esto no suena nada navideño, lo sé. Pero dentro de dos semanas, se podrá leer lejos del furor de las campanillas, villancicos, mazapanes y polvorones, y sonará muy real.

Tengo que coger el tren que me lleve de vuelta a mi misma, agarrarme de la mano, y obligarme a dar la espalda a ese poniente anticipado que se cierne sobre mi horizonte.

El dolor --físico-- se ha pegado a mi como el moho a una planta, y cansa. ¿Y qué? Es tan sólo dolor, el miedo es tan sólo miedo, pero la Vida es UNICA.

Es el momento de cerrar los ojos para poder ver, de taparse los oídos para escuchar, de sellar los labios para cantar.

El tiempo corre veloz, incansable, atlético junto a mí. Me reta burlón, ganador sempiterno de nuestras vidas. No quiero alcanzarle, sé lo que hay al final de esa carrera, y ese es un viaje que deseo emprender "ligera de equipaje".

Hasta el último día, cada día es una oportunidad.

8 comentarios:

38 grados dijo...

Hola!!! Me ha hecho mucha ilusión ver un comentario tuyo en mi blog!. Me alegro que estés de vuelta y te deseo un 2008 lleno de fuerza y entusiasmo.

Un abrazo muy muy muy fuerte.

lamaladelapelicula dijo...

Quiérete mucho, por favor. No dejes de quererte. Y ya sabes quién habló tan bien sobre el miedo que nada más se puede decir sobre él

MIEDO GLOBAL

Los que trabajan tienen miedo de perder el trabajo.

Los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca trabajo.

Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.

Los automovilistas tienen miedo de caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados.

La democracia tiene miedo de recordar y el lenguaje tiene miedo de decir.

Los civiles tienen miedo a los militares, los militares tienen miedo a la falta de armas.

Las armas tienen miedo a la falta de guerras.

Es el tiempo del miedo.

Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo.

Miedo a los ladrones, miedo a la policía, miedo a las puertas sin cerraduras, al tiempo sin relojes, al niño sin televisión.

Miedo a la noche sin pastillas para dormir y miedo al día sin pastillas para despertar.

Miedo a la multitud, miedo a la soledad.

Miedo a lo que fue y a lo que puede ser.

Miedo a morir, miedo a vivir…
GALEANO



Mierda de miedo, que se pega a la piel más que nunca en invierno...

besos y sobre todo abrazos en este 2008, abrazos de alivio. Se te ha echado tanto de menos...

by Alex dijo...

Hola,preciosa.
Lo primero que pensé fue,¡¡que bien Elbereth ya está recuperada!!, pero veo con tristeza que realmente esa enfermedad parece una constante en tu vida...enfermedad que nunca nombras...
Dices que las personas mayores, siempre piden salud....en ese sentido, me considero mayor....creo que la salud, es lo único importante.
Si nuestro cariño es un "plus" de "medicina" para tí y siempre te viene bien.....quiero enviarte todo el cariño del mundo....
Elbereth,preciosa...creo que eres muy valiente....tal vez sea porque yo soy muy "quejica" para las enfermedades....cojo una puñetera gripe y ya no hay quien me aguante y me acojono todo si me sube la fiebre...no lo puedo evitar...
Tu felicitanción de año nuevo , me ha encantado....si me lo permites, solo pediré una cosa para ti......
Que el año que viene, te traiga TODA LA SALUD que necesites...
Un beso muy cariñoso, niña

isilrod dijo...

Abro el lector de feeds y me encuentro con un regalo de fin de año...

Vuelves, aunque veo que, en cierto modo, sigues de viaje.

Y yo sólo puedo ofrecerte un abrazo fuerte fuerte y mi deseo de que tengas un 2008 sin achaques (principalmente de los de fuera, pero también de los de dentro).

Un beso

Elbereth dijo...

38 grados ¡Hola de nuevo! Gracias por venir tan pronto a esta "casita" y desearme un buen año.... me alegra mucho saber que sigues ahí, veo que tu blog sigue estando lleno de poesía hasta las esquinas. Eres bueno escribiendo, pero eso ya lo sabes. Estoy muy contenta de verte de nuevo.

Te deseo lo mejor, un "achuchón" por supuesto, y un abrazo muy fuerte.

Mala Me haces sentirme querida, porque cada una de tus palabras las siento honestas, limpias, y preocupadas... Me has hecho llorar...imagino que eso es bueno. Me ha gustado mucho el texto de Galeano. Por favor, pásalo muy bien esta noche, y ¡todas las noches, que corcho!....gracias, muchas gracias por estar ahí.

Un beso tan grande como tu.

Alex eres bueno, muy bueno...de veras, gracias porque en todo este mes que he estado ausente no te has olvidado de mi...muchas gracias... voy a coger todos tus deseos de salud y los voy a meter bien hondo en mis bolsillos...creo que es un magnífico regalo de Reyes.

Ya sabes que hay rachas malas, buenas, regulares, pero son solo eso:rachas...:) y además yo soy la cobardica más grande de este mundo, tenlo por seguro. Un beso enorme, intentaré seguir por aquí, lo prometo. Eres un Rey Mago...o un mago...:)

Isilrod gracias también a ti. Sabes que te respeto mucho, me gusta tu forma de ver la vida: respetuosa, sincera, conciliadora. Tenerte aquí diciéndome hola me hace sentirme muy bien, en serio. Estoy un poco sentimental, tendreís que perdonarme...en seguida me pongo a llorar..jajajjajaa...pero creo que estas lágrimas merecen la pena, sin duda. Te deseo lo mejor. Un fuerte,grande y agradecido abrazo, y nos vemos en el 2008.

Alfredo dijo...

Me quedo con la frase final del texto: Hasta el último día, cada día es una oportunidad. Lo creo hasta el tuétano. Me alegro de volverte a leer y comprobar que, a pesar de todo, sigues al pie del cañón y con los ojos encendidos de vida (no me es necesario verlos, puedo intuirlos).

Un abrazo.

Elbereth dijo...

Hola Alfredo ¿Qué tal fue la Nochevieja y despedida de año? Intento estar al pie del cañón, esperemos que no se me dispare en la cara...¡broma, broma...tengo un humor algo negro estos días..lo sé!

Gracias por estar ahí...un beso muy grande, y esperemos que con o sin inspiración siga escribiendo. :)

¡Ah y por cierto! Cada día tiene que ser una oportunidad, no podemos estropearla,claro que no...

Un abrazo fuerte.

BalaNegra dijo...

Estoy contigo.
Sólo tenemos una vida...
¿Cómo dejar de malgastarla?