De carton piedra

12 feb. 2007




Cada día que pasa me importa menos lo que ocurre a mi alrededor.

Me he explicado mal. Vuelvo a empezar. Cada día que pasa la banalidad cotidiana me molesta más.

Lo he empeorado. Uf. Tercer intento. Me preocupo demasiado por el "mundo", me golpea lo que ocurre en él diariamente. Esto tiene un efecto rebote. Siento que no soy capaz de cambiar nada, sé que nada va a cambiar. Así que empiezo a aislarme del mundo.

Sólo tengo oídos para aquellas cosas que pesan sobre esta esfera colgada en medio del universo.

Este mundo de cartón piedra.

Deja vú. Tengo esa sensación muchas veces.

En ocasiones la aflicción es tan desmesurada, que sobrepasa la "delgada línea roja", y empieza a desdibujar la realidad.

Nosotros, los nuestros, el dolor, se difuminan, pierden consistencia y nada importa.

Esta canción marcó un tiempo de mi vida. La letra...esa letra. Me he acordado de ella después de leer la última entrada ( Locos) de Enkadenados.

"No era como esas muñecas de abril
que me arañaron de frente y perfil,
que se comieron mi naranja a gajos,
que me arrancaron la ilusión de cuajo..."

De Carton Piedra, Joan Manuel Serrat

Quizá te hable de la oscuridad, quizá me acompañes hasta el final.

0 comentarios: