Solo quiero Paz, Madre

27 abr. 2007

Sólo quiero paz, Madre. No pido más.


Soy asquerosamente egoísta.


No pienso en el universo, solo en mi espíritu.

Y a nadie digo que sí, ni a nadie que no.


Que no tengo intención de juzgar.
Sólo quiero olvidar, y no tener deudas que pagar.


Sólo quiero reírme todos los días...
Sólo quiero dormir sin pesadillas...
Sólo hacer el amor, tres o cuatro veces por semana...


Y Vivir. Aunque sea un poquito.


Y espero que al mundo le vaya bonito.


Sólo disfrutar de un viejo castillo.


Sólo abrir los ojos al despertar y sentir: bien está!


Tengo poco juicio, Madre. Y les dejo a los grandes, las grandes cuestiones.


Yo sólo quiero sentarme al amanecer y tener una mano que coger.


Simple, Madre. Vulgar. No soy capaz de elevarme como los demás.


Y ya no es tiempo de hijos, pero si lo hubiera sido...


Y creyéndome Quijote, no soy más que Dulcinea.


Prefiero no darle cancha a mi mente,
que luego se me revuelve.


Mujer elemental, que no da para más.


Madre, sólo quiero no pensar.

0 comentarios: