Algún día

19 ene. 2008

A veces, cuando estoy delante del espejo, mi imagen reflejada no hace lo mismo que yo. A veces, mientras sigo peinándome o lavándome los dientes, ella --o sea yo-- se echa a llorar. Entonces dejo lo que estoy haciendo, y la sonrío --me sonrío--, extiendo los brazos y atravieso el espejo. La traigo hacía mi y la abrazo. Dejo que llore sobre mi hombro, que se aferre a mi cintura, pero pasado un rato, le digo que es hora de erguirse, que nada es tan importante ni infranqueable, ni tan siquiera un espejo.

La seco las lágrimas con los dedos de mis manos y la coloco el flequillo. Cuando consigo arrancarle una sonrisa me siento bien conmigo misma --o sea con ella--, pero a veces se me hace un nudo en la garganta mientras camina hacia atrás para entrar en el espejo de nuevo. Tengo que mantener a raya la autocompasión: es muy destructiva.

De nuevo una a cada lado, suspiramos a la vez y asentimos con la cabeza. Hay que seguir... Y entonces leo un poema como el de Kavanaugh, y mi mente vuela lejos.

Algún día yo me iré
Y seré libre
Y dejaré tras de mí a los estériles
A su segura esterilidad
Me iré sin decir dónde voy
Y caminaré a través de un campo baldío
Para allí dejar el mundo
Y alejarme luego despreocupado
Como un Atlas sin empleo.

Jame Kavanaugh Algún día, (Some Day)

Estoy en medio de un camino, agacho la cabeza y doy permiso a mis ojos para llorar. Las lágrimas que he ido tragando salen de mis ojos, primero tímidamente, luego más deprisa, hasta terminar atropellándose unas a otras, nublándome la vista.

Las recogo amorosamente en el cuenco de mis manos, y las dejo caer sobre la tierra, y las olvido.

Continuo andando, y llamo a voces a mi sonrisa. Muy despacio, mis labios van curvandose hasta formar una media luna rosada. Un poco más y comienzo a silbar. Y sin darme cuenta viene la risa y me siento agradecida.

No hay más.

Es más que suficiente.

12 comentarios:

38 grados dijo...

No dejes de llamar a tu sonrisa....las lágrimas no nos conducen a nada.
un abrazote

by Alex dijo...

Hoy te leo con un nudo en la garganta....sintiendo tus lagrimas...sintiendo tu lucha por no derrumbarte....sintiendo todo, porque es de eso de lo que hablas, de sentimientos....
"Viajo" como me enseñaste, para ponerme a tu lado, como haría un hermano que quiere ayudar, pero no te digo nada, solo te miro y con la mirada te digo, que estoy para ayudarte en lo que necesites y no hace falta hablar, con tu mirada me dices que estando a tu lado ya es suficiente, no necesitas mas....un abrazo fuerte...una sonrisa amable...un hombro donde llorar....pura amistad y cariño....

Spender dijo...

Vaya, falto dos días y vuelvo para encontrar esto llenito inspiración y pasión. No sé de que me sorprendo, fue tal y como te dejé el miércoles.
Precioso, una vez más. Y como tú misma dices, me quedo con que nada en este mundo es infranqueable. Me has revestido del más duro metal.

Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando.
Y se quedará mi huerto con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas las tardes el cielo será azul y plácido,
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y lejos del bullicio distinto, sordo, raro
del domingo cerrado,
del coche de las cinco, de las siestas del baño,
en el rincón secreto de mi huerto florido y encalado,
mi espíritu de hoy errará, nostáljico...

Y yo me iré, y seré otro, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido...
Y se quedarán los pájaros cantando.

J.R.Jiménez

BalaNegra dijo...

Bien está si recuperas tu sonrisa...

Besos

Elbereth dijo...

38grados Es verdad que las lágrimas no conducen nada, pero también es cierto que son un desahogo en ocasiones. Una forma de liberar los nudos interiores.

Un achuchón !!

Holita, hola Alex ¡No quiero nudos en la garganta! Ay, que me voy a sentir como una plasta de culebrón..no,no,no por favor...
Y gracias, muchas gracias por tu generosidad --¡eres un excelente hermano mayor! je,je-- Pero hoy no quiero llorar, sólo sonreír a pesar del cansancio..y bromear, y darte un abrazo muy grande por estar ahí...¡eres grande!...

Spender Creo sinceramente que las barreras las ponemos nosotros, somos nuestro mayor obstáculo ¡tan difíciles de cambiar!, pero no por eso hay que dejar de intentarlo.

¡Qué hermosas palabras! Gracias por compartirlas...la he leído varias veces.

Un abrazo.

Bala te echo en falta...espero que tú también sonrias... Un abrazo.

Valkiria dijo...

Y entonces llegué yo, y te hice volver a escribir, porque ya habías respondido a todos los comentarios.
Ya ves, como en los viejos tiempos, sigo llegando al final.
Y como en los viejos tiempos, que tu sonrisa nos acompañe en el paseo de los ojos por tus lineas sombrías.

Muchos besos, mucha fuerza.

Alfredo dijo...

Y es más de lo que te imaginas.

Las lágrimas son una reacción de defensa para librarnos de la tristeza. Y también pueden ser una manifestación de un éxtasis de alegría intensa.

No conocía ni el poema, ni al autor. Me ha llegado. Por su sencillez, por el amargo deseo que encierra.

Estas semanas voy a estar un poco ausente de aquí, Elbereth. Cuestiones académicas. Como dijo un cibernético personaje encarnado por aquel actor "conmuchomúsculoynadadecerebro": Volveré. Un abrazo fuerte.

lamaladelapelicula dijo...

Tener las santas narices de terminar sonriendo, tu texto, tu día, es una de las cosas que más admiro de ti. Nadie dijo que fuera fácil, claro, pero leerte me hace sentir bien.

besos y fuerza

Winnie dijo...

Lindas palabras, lindo blog...

Elbereth dijo...

Hola Val...!! ¡Pero ya sabes lo que dicen: los últimos serán los primeros! :) nunca llegas tarde, llegas a tiempo, a tu tiempo. Y eso está bien, muy bien.

Gracias por no olvidarte de esta casita pequeña. ¿Todo bien?

Un fuerte abrazo!

Alfredo jajajjajaaj..."vuelve" por favor, que sabes que te espero... y gracias por decírmelo, muchas gracias, amigo. Y nuevamente estoy de acuerdo contigo, las lágrimas son necesarias, son la depuradora del alma, en las tristezas, y también --porqué no--, en las alegrías.
Cuidate mucho, por favor, y vuelve. Te echaré de menos.

Ay Malita mía no es fácil leerme, y tampoco me resulta fácil escribir últimamente. Lucho para que mis palabras no sean siempre tan oscuras y tristes. No siempre lo consigo. Pero hay un tiempo para cada cosa...así que esperaremos...

Un beso y que la fuerza nos acompañe!! :)

Winnie Muchas gracias por tus palabras.

roger dijo...

Genial... Sería bueno leer el libro tus zonas erróneas de Wayne Dyer para ver esto en contexto..

roger dijo...

Genial... Sería bueno leer el libro tus zonas erróneas de Wayne Dyer para ver esto en contexto..