Desvaríos

2 ene. 2008

Pánico a la hoja en blanco. Ausencia de musas. Sequía creativa. Repetición de ideas, metáforas, recursos estilísticos.

La vida es así: cíclica --no me gusta la palabra repetitiva--. La Naturaleza no se cansa de sus partos primaverales, ni de invernar, no existe para ella la rutina o la monotonía.

Suena el despertador a las seis, despegando con sus números digitales y rojos los párpados de mis ojos --esta es una rima no buscada--, no me gusta... tengo que cambiarla... un momento... "A las seis suena el despertador, y sus exactos números rojos, digitales y asépticos, me abren los párpados a un nuevo día!" ¡Sí, mucho mejor así!

Mientras introduzco mis piececillos en las zapatillas tendría que producirse un estallido de bienestar, colorido, y una fanfarria de trompetas de plata. ¡Es un nuevo día y estoy viva!... Pero me temo que no es eso lo que suele ocurrir, ¿verdad? La mayoría de las veces mascullamos una serie de imprecaciones, gruñidos dignos del mejor ogro, y nos dirigimos como sónambulos a la ducha...

Sentimos el peso de una vida que no nos ha pedido que la tomemos sobre nuestra espalda. Somos mártires voluntarios de nuestra tristeza.

Lo tengo claro: mi peor enemigo soy yo misma. ¿Cómo se lucha contra uno mismo? Con paciencia --imagino--, y tesón y Humor...

Entre el sueño de que una familia de dulces, verdes y graciosos gnomos me despierten todos los días con un masaje en la espalda, y la realidad de que las toses --más que preocupantes-- de mi vecino me den los buenos días, tiene que haber un punto intermedio satisfactorio... ¿no?

Estoy desvariando lo sé... pero no me he tomado ninguna pastilla mezcla de hierbas medicinales y condimento de canela... No veo elefantes rosas --al menos, no por ahora-- y tampoco siento amor por toda la especie humana. Lo mío es congénito, lo que no sé si lo hace más o menos grave...

Ciertos personajes se toman muy en serio a sí mismos. Los espejos en los que se miran están hechos a medida, y sólo reflejan una imagen brillante y cegadora, que les impide ver más alla.

Hoy amaneció lloviendo, pero ahora está saliendo el sol... Bueno, en realidad el sol ya estaba ahí, solo que cubierto por las nubes. ¡Esto es un soliloquio mental de aupa...! Es como si hubiera abierto mi cerebro, y dejara que las ideas que bullen dentro asaltaran el blog por su cuenta, liberadas de mis reservas.

Y luego está Kenia... durante todos estos días he estado escuchando la noticia con los labios muy apretados, y negaciones sútiles de cabeza. Ante esto, todos mis intentos de positivismo se ríen en mi cara. Casi 300 muertos, los últimos han sido quemados vivos en una Iglesia... Vivos... mujeres y niños... Vivos... Vivos... Pertenecían a la tribu del presidente Mwai Kibaki, acusado de fraude electoral y golpe de estado civil por parte de Raila Odinga, en la oposición. Y Kenia estaba considerada como una de las "democracias" más estables de Africa...

Y esto es TODO...

P.D Que nadie intente encontrar una relación entre el texto y la foto, porque no la tiene. Descubrí a este fotógrafo, me gustó, y pensé que no tenía que tener un motivo para publicar su trabajo. Os recomiendo su página.

El texto de Sábato, enlaza con el principio de la entrada de hoy. Mi mente es así...

Ernesto Sabato. Abbadon el Exterminador, Querido y remoto muchacho...

"Que no seas capaz, como me decís, de escribir sobre "cualquier tema" es un buen indicio, no un motivo de desaliento. No creas en los que escriben sobre cualquier cosa. Las obsesiones tienen sus raíces muy profundas, y cuanto más profundas menos numerosas son. Y la más profunda de todas es quizá la más oscura pero la también la única y todopoderosa raíz de las demás, la que reaparece a lo largo de todas las obras de un creador verdadero: porque no te estoy hablando de los fabricantes de historias, de los "fecundos" fabricantes de teleteatros o de best-sellers a medida, esas prostitutas del arte. Ellos sí pueden elegir el tema. Cuando se escribe en serio, es al revés: es el tema el que lo elige a uno. Y no debes escribir una sola línea que no sea sobre la obsesión que te acosa, que te persigue desde las más oscuras regiones, a veces durante años. Resistí, esperá, poné a prueba esa tentación; no vaya a ser una tentación de la facilidad, la más peligrosa de todas las que deberás rechazar.

Cuidado con ceder. Escribí cuando no soportés más, cuando comprendas que te podés volver loco. Y entonces volvé a escribir "lo mismo" , quiero decir volvé a indagar, por otro camino, con recursos más poderosos, con mayor experiencia y desesperación, en lo mismo de siempre. Porque como decía Proust, la obra de arte es un amor desdichado que fatalmente presagia otros.

Y no te preocupés por lo que te puedan decir los astutos, los que se pasan de inteligentes: que siempre escribís sobre lo mismo. ¡Claro que sí! Es lo que hicieron Van Gogh y Kafka y todos los que deben importar, los severos (pero cariñosos) padres que te cuidan el alma."


7 comentarios:

Alfredo dijo...

Y, lo siento, pero mi mente también tiene tendencia a enlazar: Nadie escapa a sus fantasmas. Son los fantasmas, las obsesiones, las partes más ocultas de su cerebro, las que dan forma al territorio narrativo de un autor verdadero. Dejo una anécdota que Jesús Quintero contó en una entrevista al sr Pérez-Reverte en relación al cineasta Ingmar Bergman. Resulta que, en cierta ocasión, le preguntaron por qué siempre hacía la misma película, a lo que Bergman respondió: "Claro, es que esa es mi película".

Sobre lo de Kenia... no hay palabras. Sólo los dramáticos hechos que tu misma describes. Juntar Bergman con la masacre que Kenia puede verse como una metáfora de cómo los humanos somos capaces de lo mejor y lo peor. Alégrate de estar viva y poder seguir escribiendo, aunque las musas sean caprichosas a veces o se vayan de borrachera mientras tu estás exprimiendote el coco delante de un folio en blanco. Un abrazo.



Todo lo malo y lo bueno caben dentro de un papel...

by Alex dijo...

Me gusta verte trabajadora...
En algun momento, critica con tu trabajo....
Elbi, tienes "sintomas" de mujer perfeccionista, que le gusta hacer bien todo lo que hace.....y si no está a su gusto, prefiere hacerlo otra vez....
Jejeje, lo que ocurre es que no sé si estoy hablando de ti o estoy hablando de mi....jeje...tambien puede ser, que los dos seamos así.
La APTITUD ante la vida....es lo que puede determinar cuantos momentos de felicidad vamos a tener.....Me fijo en ti....y en estos momentos te veo con aptitud positiva....la mejor y mas acertada....ojalá te dure mucho....recuerda que es tu mejor "medicina".....Mierda,ya me estoy comportando como el hermano mayor....no lo puedo evitar...
Elbi, preciosa. Mil besos.

38 grados dijo...

todos los trabajos y todas las vidas tienen elementos rutinarios.
Unos se levantarán a las 6 otros a las 7 y otros empezaran a trabajar a las 10 de la noche...el problema de la vida es que la mayoría de las veces no sabemos apreciar aquellas cosas que nos rodean y sólo sabemos prestar atención a los problemas, por pequeños que sean...vive Elbereth, porque en el fondo es lo único que de verdad poseemos.

un achuchón enorme

Elbereth dijo...

Hola Alfredo No hay nada que sentir, siempre aprendo algo nuevo cuando hablas. Hay mucho, realmente mucho que no sé. No tenía ni idea de la frase de Bergman, por ejemplo, y me parece tan hecha a propósito de lo que dice Sábato, que no puedo añadir nada más. En serio.

Me entristece lo de Kenia, igual que Palestina, Pakistan...vosotros me entendeís. Me bloqueo cuando veo cosas así porque no soy capaz de asimilarlas. Está claro que vivo en un mundo muy cómodo.

Y sobre mi inspiración es bastante escasa, pero estoy llevandolo bien, dejando de exigirme constantemente. :) Y TIENES TODA LA RAZÓN, estoy viva...de eso se trata, pero en realidad es mucho más que eso, sé que soy una privilegiada, no quiero olvidarlo.

Un abrazo grande.

Elbereth dijo...

Buenas, buenas Alex una confesión, nunca he tenido un hermano mayor, pero siempre he querido tener uno, de forma que por favor:¡ejerce de hermano mayor! yo estoy más que encantada...jejeje

Intento tomar de la medicina "positiva", me corrijo,o intento corregirme a mi misma, con cada pensamiento...cambiando la forma de pensar..¡pero es muy duro! Patrones defectuosos, anclajes negativos..bla, bla, bla.

Nada como el cariño de los otros como jarabe....Gracias, Alex.

Montón de besos!

Elbereth dijo...

Holita..hola 38grados... desgraciadamente eso me ocurre constantemente. No soy capaz de vivir el presente --aunque me esfuerzo-- y constantemente me sorprendo a mi misma con pensamientos del "mañana", o del "pasado", inútiles.

¿Sabes que me dá rabia? Que con el paso del tiempo cuesta cada vez más cambiar, que no he ayudado al tiempo, me he cruzado de brazos nada más.

Pero estoy trabajando en ello...:)

Un achuchón muy fuerte, gracias por venir y visitarme,me gusta mucho.

Maine dijo...

Las palabras de Sábato son iluminadoras... a mí también me han dicho en más de una ocasión "siempre escribes sobre los mismo", y en el fondo sabía que si lo hacía era por alguna oscura y poderosa razón que siempre he sentido como cierta. Ahora ya sabré qué contestarles.