Sí...

13 dic. 2008


--¿Cómo estás?


--No estoy mal. Y nada más haberlo dicho, me percaté de ese "no" maléfico y reiterativo que aparecía en cada una de mis frases. Pensé que podría haber dicho "pues estoy bien" o... o... o... ¡demonios todas las frases me salían en negativo!

Fui al baño, me miré en el espejo y descubrí lo malos que habían sido estos dos últimos meses. Me agaché, eché un vistazo por si veía los pies de alguien, y cuando estuve segura de que no había moros en la costa, lo hice.

Empecé a bailar, como si fuera Gene Kelly en "Cantando bajo la lluvia". Ta-ra-ra ta-ra ta-ra... Pero no había mirado bien en todos los baños, es más, no debía de haber mirado bien el cartel del baño indicador de señoras y caballeros. Allí mismo, a mi lado, se encontraba un hombre, de brazos cruzados, mirándome fijamente. Era calvo, llevaba la corbata torcida y su chaqueta mostraba signos de sudor.

--¿Esto es algún tipo de broma para la televisión, señorita?

--Aaahh, noooo, no es eso... He debido equivocarme al entrar, eso es todo...

--¿Y el bailecito salido de "Alguien voló sobre el nido del cuco"?

¡Ouch! Eso dolió, ya lo creo. Levanté la barbilla, cogí aire, y salí de allí todo lo dignamente que me permitieron los 15 segundos de aire retenidos en mi pecho.

Y ahora se estarán preguntando: ¿Y esta chica suele hacer muy a menudo este tipo de cosas? Pues depende, lo de bailar sí, lo de meterme en el servicio de caballeros, solo cuando no llevo las gafas.

Por otra parte, de no haber sido así, no le hubiera conocido a él.

Estaba acodada en una columna, esperando conseguir un baile con algún apuesto caballero, cuando él se me acercó. No fue como en los anuncios de colonia... pero se me acercó.

--Perdone que la moleste, pero, ¿es usted la misma que estaba bailando hace un momento en el servicio de caballeros?

--¿También estaba usted dentro?

El movió con afirmativa pesadumbre la cabeza.

--Vaya, pues deben ustedes de poner los pies encima de la taza, porque no vi ninguno..

--Ohhh, es que se olvidó de mirar en los urinarios. Están a la vuelta...

--Ajá... ¿Y cuántos de ustedes había?

--Los suficientes...

--¿Los suficientes para qué?

--Para que debamos salir de aquí ahora mismo, sino quiere ser el hazmerreir de la sala.

¿Qué podía hacer sino seguirle! Cogió galantemente mi abrigo del guardarropa, me lo colocó encima de los hombros y me abrió la puerta de salida. ¡Sí que era raro!

Cuando salimos por la puerta giratoria, estaba lloviendo. Se adelantó y abrió un inmenso paraguas blanco. Me ofreció su brazo.

--¿No ha venido usted en coche?

--No, me gusta andar. ¿Quiere que le pare un taxi?

--No, no, no se moleste. Era sólo una pregunta. Estoy bien.

El me sonrió y comenzó a silbar. Me sentí bien, por ridículo que parezca, aquel desconocido me hacía sentir cómoda.

Le miré de reojo y él me pilló in fraganti. Me eché a reír.

--¿Quiere que bailemos?

--¿Aquí? ¿Ahora?

--No tengo mucho tiempo, sabe...

Me quedé muda. Aquel tipo era más extraño que yo. ¿Bailar en plena noche de invierno bajo la lluvia?

--¡Ni tan siquiera sé su nombre!

--No creo que sea condición indispensable para bailar...

No supe que decir, eso era irrebatible. Antes de que me diera cuenta, él había cerrado el paraguas y comenzado a bailar como si fuera Fred Astaire. Lo peor es que yo oía la música de fondo. ¿Qué demonios había bebido aquella noche?

Me ofreció su mano, pero no se la cogí. Me quedé parada en medio de la calle, mirándole con ojos como platos. El hizo una mueca graciosa de fastidio.

--¡Vamos! ¡En el baño lo hizo muy bien!

--Já.

Estaba a punto de darme la vuelta cuando el portero vestido de librea del edificio contiguo, se puso a cantar. Mi acompañante se fue hasta él, y se subió a una farola cercana ejecutando una grácil pirueta. Me pellizqué, por si me había quedado dormida encima de la mesa.

Ahora los dos venían hacia mí, cantando y bailando. ¿Qué iba a hacer yo? ¿Ponerle un "No" a mi vida? Dejé que me izarán por los aires y aterricé con un lindo saltito. Lo curioso de todo esto, es que los viandantes no se paraban a mirarnos y señalarnos con el dedo. No. Al contrario, se unieron a nosotros y terminamos ocupando toda la calle. Para no haber ensayado, no nos estaba quedando nada mal. Ahí supe que me había quedado dormida. ¿Pero dónde?

Dejé que todos siguieran su "West Side Story" y me aparté a un lado para mirar. En ese momento, estallaron en el cielo fuegos artificiales, y a lo lejos una noria comenzó a girar lentamente.

--¿Está cansada? ¿Quiere que paremos?

--No quiero despertar.

--Oh, no creo que pueda...

--Y también quiero dejar de emplear la palabra "no".

El me miró fijamente, acercó sus labios a los míos y me besó.

--¿Cómo está?

--¡Muy bien! Y volvió a besarme una vez más y otra, y otra...

El camarero tocó mi hombro suavemente. Tenía entre sus manos mi abrigo. Me había quedado dormida encima de la mesa. La fiesta había acabado.

--¿Quiere que le llame a un taxi?

Negué con la cabeza. Me puse yo sola el abrigo, me abrí yo misma la puerta y salí al frío seco y sin lluvia de la madrugada. Iba a marcharme, cuando oí una voz a mis espaldas.

--¡Señorita! ¡Se deja su paraguas!

--¿Mi paraguas? Yo no he traído ningún...

Y de pronto me encontré con un inmenso paraguas blanco entre las manos.

--¿Es suyo?

Por un momento estuve a punto de decir "no", pero dije: ¡Sí, claro, lo había olvidado, muchísimas gracias!

Salí a la noche caminando sobre mi paraguas blanco. Al final de la calle abrí mi paraguas mientras sonreía al cielo como una "Mary Poppins" cualquiera...

19 comentarios:

ESCRIBIENTE dijo...

Cuando, a veces, somos capaces de sustituir el "no" por el "sí", la vida te da dádivas como el paraguas blanco; luego depende de cada uno el interpretarlo como la prueba de que algo ocurrió o como una simple casualidad...Besos, Elbereth...

dersu dijo...

Bueno al menos alguien reconoce su delito. Y no cuela lo de empezar a ser positivo, no cuela. Con la de agua que habia caido haber quien es el guapo que dice no.

Si es que choricear paraguas ajenos cuando llueve, está tan bien visto como el contrabando de café o de medias o evadir a hacienda. Vamos está mal, pero es normal.

Muy bien escrito como siempre. ¡Si es que pareces el Barsa,que bien manejas la pelota, digo las letras, las letras

Aldabra dijo...

Pues te ha quedado estupendo, Elbereth. Para variar, algo alegre, positivo, divertido, mágico, romántico... así me gusta ¿por qué no?... ¡mierda, se me escapó!, quiero decir... ¡

¡claro que SÍ!

biquiños,

guillermo elt dijo...

De lo que me respondes en tu post anterior., que sí, que ya me lo comentaste hace tiempo. Me pasa a mí a veces. Es empezar sin una idea preconcebida y se va formando algo hasta terminarlo. ;)

De este post... bueno, pues...?...??...???... Ya!!!... jejeje... Me concedes este baile???

Nada más ver el dibujo vino a mis ojos como algo alegre, no sé. La entrada en el servico de caballeros... jajaja... me recordó a una salida triunfante mía de uno de señoras, que no me dí cuenta... no había ninguna´y cuando salí, habían 3 arreglándose frente a los espejos y una de ellas con la blusa abierta arreglándose el suje:

(miradas asesinas)
--Perdón, no me dí cuenta.

Y conforme salía, otras que entraban y me miraban extrañadas.

Bueno, anécdotas graciosas.

Creo que ese paraguas blanco le da luminosidad a este post.

Del sí o el no... Cada uno tiene su momento apropiado.

Besicos.

-oyesssss, que lo de bailar va en serio, eh?... luego nos pasamos por el dancing-blog y nos marcamos unos pasodobles, hace??? :))

Besicos.

Spender dijo...

Una sonrisa, un sí, un musical...Es una entrada preciosa, una historia preciosa y una gran manera de remontar el vuelo en la vida. Ánimo y besos!

Neverknowsbest dijo...

Bueno, vamos a ver, y tú, ¿de dónde has salido?

Lo digo porque llevo desde la primera palabra con una sonrisa tontísima en la cara y me estoy pellizcando sin parar porque no me creo lo que leo.

Sublime, chica, me quito el sombrero.

¿Quieres bailar?

Aldabra dijo...

un fuerte abrazo

http://es.youtube.com/watch?v=oG9g4GZf8tY

Alfredo dijo...

Cantando bajo la lluvia... me quedo con "Alguien voló sobre el nido del cuco". Y es que, si algo define esta entrada, es esa película. Indirectamente no te estoy llamando loca. Si has visto la película, y la has entendido, sabrás a qué me refiero.

Ya sabes que me encanta leerte. Y saber que has vuelto. Yo, también. Espero dejar de ser tan esquivo y acercarme por tu ciudad algún día... tenemos muchas cosas de las que hablar.

Un abrazo... amiga.

guillermo elt dijo...

FELIZ NAVIDAD!!
BESICOS!!

Anónimo dijo...

felizzzzzz navidad!!!
te quiero mucho...
siempre te leo...
muaaa
alfredo

Maribel dijo...

Aunque las circunstancias no sean las mejores, intenta tener una feliz Navidad, Elbereth.

Un beso y un abrazo fuerte, de corazón.

guillermo elt dijo...

Y ahora, qué toca???

Siíííííííííí

FELIZ AÑO NUEVO

Que seas feliz. solo eso, te parece poco?

Aldabra dijo...

otro besito, Elbereth... ya verás, sin duda, este año va a ser mejor.

biquiños,

Neverknowsbest dijo...

Elbereth, vengo para darte malas noticias. Te acabo de encadenar a mi blog y he perdido las llaves entre las palabras. Si quieres salir de allí, tendrás que hacerte una salida tú sola... Mucha suerte.

by Alex dijo...

Es un verdadero placer leerte.
Ahora parezco un extraño en este mundo virtual.......pero, sabes que sigo paseandome por él, aunque sea de puntillas y no siempre deje comentarios......
Un beso muy fuerte Elbi.

Elbereth dijo...

GRACIAS A TODOS, por vuestras siempre palabras de aliento, amables, sinceras, buenas.

Sé que permanezco muy lejos... lo sé. No es porque yo quiera, quizá me comprendéis.

A veces lo mejor que puedes hacer es seguir la corriente, abajo, arriba o quieto, pero no luchar contra ella, contra uno mismo.

Escribiente intento decir sí, lo intento y a veces lo consigo, con una sóla vez me basta.

Dersu Gracias por tu humor, por tus generosas palabras y por arrancarme siempre una sonrisa.

Aldabra Sí, es verdad, lo mío no es la alegría para que mentir... :)))) Te quiero agradecer especialmente tu constancia, era hermoso encontrar tus comentarios después de tanto tiempo. Eres una excelente amiga, no tengo dudas. Gracias.

Guillermo Eres mi polo opuesto... yo siempre tan tristona, meláncolica y derrotista y tú todo lo contrario... GRACIAS. Te digo lo mismo que a Aldabra, el saber que no me olvidáis dice mucho y bueno sobre vosotros. Es una suerte que seáis los dos así... ¡Disfrutadlo!

Spender Gracias... yo siempre vuelo a ras del suelo... creo... ¡eso sí vuelo! :))

Neverknowsbest Gracias... :)) los que me conocen saben que me incomodan las palabras tan amables. No me siento a gusto cuando alguien dice algo tan bueno de mí. Imagino que no tengo mucha costumbre, y luego hay un poso de desconfianza innato en mí... :))) ¡eso no significa que no me encante leerlo! Gracias de nuevo, en serio.

Alfredo Es una alegría saber que sigues aquí, reconforta... Y espero que estés bien...de veras. Yo también te quiero mucho, luchador nato... e imparable...

Elbereth dijo...

Maribel El tiempo no pasa para algunos... así que me parece que fue ayer cuando te leí por última vez. Gracias y con un retraso de un mes Feliz Navidad.... ¿suena raro?.. creo que sí... pensaré sobre eso.

Espero que estés bien...

Un fuerte abrazo.

Neverknowsbest Gracias, creo que hace mucho que nadie me enlaza en su blog... ¡es un regalo de navidad! :)))
Alex mi hermano virtual..:)) Feliz Navidad... A los dos nos ha tocado pasar unas épocas difíciles, como a todo el mundo. Lo que importa --y de eso estoy segura-- es como se sale de ellas... que es lo que ganas y lo que pierdes, que dejas atrás y que llevas contigo...

Espero que podamos sonreír cuando dentro de unos años nos acordemos de estos de ahora...

Siempre estoy aquí.

Un fuerte abrazo.

Elbereth dijo...

Y de nuevo y para todos un fuerte abrazo... y suerte... mucha suerte para todos. Os merecéis cosas buenas, y no tengo duda sobre que estas vendrán.

Acuarius dijo...

si..