La causa...

16 ene. 2010

Durante este año el tiempo que he dedicado a escribir ha sido --con diferencia-- menor que el de años anteriores, sin duda esta es la causa...


Con la pelota a todas partes... y
vigilando el fuerte...


Haciendo amistades...

Hasta nuestra sombra pasaba calor...

Gracias a todos los que me esperáis entre entrada y entrada... Muchas gracias...


9 comentarios:

guillermo elt dijo...

Gracias a tí.

Tu tiempo no es nuestro... Tus escritos... un poquito, sí.

Besicos.

Neverknowsbest dijo...

Jajaja, qué chulona la perrilla.

Pues, contestando a lo que escribiste. No sé, tampoco creo que en realidad vivamos de sueños, aunque muchos de ellos tendrían más sentido que la misma realidad a veces. Supongo que nos gusta quedarnos colgando de una esperanza, que cuando se cumple nos reporta felicidad. Esas esperanzas son tanto más fáciles de cumplirse cuanto más verosímiles (y no digo reales) son. Nos alimentamos de sueños, de fe en nosotros mismos porque muchas veces es nuestro combustible para llegar a realizar algo, nuestra esperanza de conseguirlo, nuestro amor por verlos hechos realidad.

Quizás no vivamos de ellos, pero ellos nos ayudan mucho más de lo que a veces pensamos para vivir.

Ahora bien, ¿somos capaces de controlar a seres tan caprichosos como nuestros sueños? Creo que los sueños son, quizás no algo peligroso, pero sí algo que no se debe tomar a la ligera.

Me gustó muchísimo lo que escribiste en mi blog, pero bueno, siempre me gusta lo que escribes de todas formas.

Un abrazo.

RMC dijo...

Excelente tu texto y bonito blog,
un placer pasar por tu casa
que tengas un feliz fin de semana
un abrazo
RMC

Elbereth dijo...

Guillermo... lo mejor que puede sucederle a una persona que escribe, es que otro le diga que parte de sus palabras se han hecho un hueco en el pensamiento, en el corazón... dentro de otro... Aunque sean "apenas unas palabras". Gracias, siempre.

Besicos.

Elbereth dijo...

Hola Neverknowsbest: ¡gracias! Aunque... es un perrillo...;) pero sigue siendo chulo...ya lo creo!

Y sobre lo que has escrito..uff.. qué difícil... Necesitaría miles de palabras para hacerme entender y seguro que ni tan siquiera me acercaría... Pero eso no impide que lo intente ¿verdad? ;)

Como me sé incapaz de hacerte llegar lo que pienso, te dejo un texto del Diario I de J. Krishnamurti. Quizá un día leas algo y volvamos a hablar sobre eso. Muchas gracias a ti por tus palabras. Un fuerte abrazo...

29 de Junio de 1961

... El amor no es apego. El amor no produce pesar. En el amor no hay desesperación ni esperanza. El amor no puede hacerse respetable, convertirse en parte del esquema social. Cuando él no está presente, comienza el afán en todas sus formas...
Poseer y ser poseído se considera que es una forma de amar (...) Procede de las profundidades de la soledad. Cada cual intenta llenar esa soledad de diferentes maneras, con la bebida, con la religión organizada, las creencias, alguna forma de actividad, etc. Son todos escapes, pero eso aún sigue ahí.(...) El olvidarse de uno mismo por medio de otro o de alguna actividad, contribuye al apego. De este apego provienen el dolor y la desesperación, y de ello surge la reacción para el desapego. Y en esta contradicción entre apego y desapego se originan el conflicto y la frustración.

No hay escape de la soledad; ella es un hecho y el escapar de los hechos engendra confusión y dolor.


Y bueno... vaya tostón, eh! ;)

Elbereth dijo...

RMC: muchas gracias por pasarte por esta un poco "abandonada" mi casa y por tus palabras. Un saludo.

Neverknowsbest dijo...

¡Qué va Elbi! Al revés, me encanta leer las opiniones de los demás, sobre todo si están bien fundadas y tu opinión, desde que te empiezo a leer, está situada en la parte superior de mis preferencias si la comparamos con la opinión que encuentro en la inmensa mayoría de los blogs que descubro.

En fin, si te digo la verdad, aunque me gusta lo que dice ese fragmento, quizás no estoy de acuerdo en cada detalle. Sí, es verdad lo del apego y lo de que amar no consiste en controlar ni dominar nada, porque eso de controlar es algo perteneciente según mi opinión a un patrón más humano que otra cosa. Los seres humanos nos vemos contínuamente en la necesidad de dominar algo o a alguien, no te sabría explicar muy bien por qué pienso esto, pero quizás sea por ese hambre que tenemos de no sentirnos solos, de dominar algo, de dar sentido a nuestra vida por lo que conseguimos poseer.

Bah, tampoco me eches muchas cuentas, pero yo me refería más que nada al apego como esperanza, como esa necesidad de creer que algo va a salir de la forma en que nos gustaría. Ese apego a nuestros sueños eilusiones, a nuestras expectativas, ya sean de dominación de lo que nos rodea como ya he dicho o incluso otras más importantes, nuestras motivaciones para con lo que somos.

Contínuamente nos aferramos a una imagen virtual de lo que somos o lo que potencialmente llegamos a ser y muchas veces nos despegamos tanto de la realidad en esa imagen que nos creemos la imagen por la realidad y vivimos en ciertas mentiras.

Perdona que me enrolle tanto sólo para decirte que los sueños son muy importantes en mi opinión, pero están allí, y la realidad aquí. Hacer realidad los sueños es una tarea que me reporta mucha felicidad, pero es muy difícil evitar que me maneje, que me deje llevar por ellos. ¿Existe alguna solución, Elbi? ¿Cómo podemos ver los sueños por lo que son? ¿Cómo podemos enamorarnos de algo real sin dejarnos llevar por esos sueños que distorsionen lo que tenemos delante, que nos hagan amar algo que no está ahí y que nos produzca, según el texto que me muestras, frustración cuando vemos la realidad detrás de esa máscara, si es mismamente culpa nuestra que se la ponemos?

Un abrazo

Elbereth dijo...

Neverknowsbest: Ayy que has conseguido sacarme los colores. Llevo fatal lo de los halagos, creo que debe ser porque no recibo muchos... XD... Ahora en serio, he entendido lo que has querido decir y comparto casi todo... ¡Todo ya sería mucho! ;) Bueno... releyendo lo que has escrito.. en realidad puedo decir que estoy de acuerdo al cien por cien. Y no tengo ni la menor idea de como hacer que los sueños no se conviertan en enemigos nuestros.

¿Crees que es posible que nos hayan inculcado que lo de "soñar" es muy muy bueno, cuando en realidad no lo sea tanto? Ains... podríamos hablar seguro mucho.. pero este es un mal medio. Uno escribe, escribe, y cuánto más lo hace menos convencido queda de lo que ha dicho. Bueno, hablo sólo por mí. Eh! :)

Gracias por contestar a la charla que metí. Deberías haber ganado algún tipo de premio que tuviera el blog.. pero no es el caso... :S Espero que baste con mi agradecimiento.

Un abrazo. Hasta pronto.

Aldabra dijo...

vaya que ha crecido! y tú también habrás crecido con él, seguro.

biquiños,